Cavani, el señor gol

El uruguayo llegó al centenar de goles en serie A, tiene a Maradona a la vista y le faltan 35 para ser el máximo anotador charrúa de la historia del calcio

Después de mucho tiempo, el poder del norte tiene algo que envidiar al olvidado sur. Desde la zona más paqueta del país, los miraron siempre por encima del hombro. Un tema social que no tiene fin. Y como el fútbol suele ser el fiel reflejo de la sociedad, los equipos más fuertes son los del norte y allá abajo están los que la pelean desde otra posición.

Fueron décadas de silencio. Con luchas marcadas por la desigualdad. Hasta que apareció una especie de mesías que fue capaz de volverlos a poner de pie para mirar de igual a igual.

El nuevo guerrero de la zona, el símbolo de Napoli, el jugador envidado por el norte, el que entra de prepo en la historia empujando a puro gol es uruguayo.

Edinson Roberto Cavani es para los napolitanos la resurrección de Diego Armando Maradona. El salvador de la zona. La esperanza de la ciudad. El guerrero que pelea contra lo que venga. El heredero de una dinastía de gol.

El fin de semana, con su tanto convertido ante la Florentina llevó a 100 su cuenta personal en la Serie A de Italia, pero acaso ese no sea su principal reto. Tampoco el hecho de alcanzar a Diego Maradona como el máximo artillero de la historia del club. Y mucho menos ponerse a 17 goles de Abel Balbo o quedar a 28 de un histórico como Gianni Rivera.

No, Cavani tiene por delante un desafío bien oriental: convertirse en el máximo goleador uruguayo en la historia del Calcio italiano.

El año pasado superó a Ruben Sosa, un hombre que dejó su huella en la bota, donde se convirtió en ídolo en la Lazio y en Inter.

Lejos quedaron nombres de la talla de Juan Alberto Schiaffino, Fedullo, Petrone, Abbadie, Demarco y, más contemporáneos en el tiempo, Fonseca y Carlos Aguilera. A todos los pulverizó con su olfato goleador.

Cavani tiene un solo objetivo de ahora en más. Es que el único uruguayo que lo supera en goles convertidos en la Serie A es Héctor Puricelli que jugó en la liga italiana entre 1939 y 1949 en Bologna y Milan.

¿Quién fue Héctor Puricelli? En Italia era conocido como Ettore Puricelli. Nació el 15 de setiembre de 1916 en Montevideo y falleció el 14 de mayo de 2001 en Roma. Desarrolló su carrera como futbolista entre los años de 1940 en Italia, donde se destacó como goleador en Bologna y Milán. Fue máximo artillero de Serie A en dos oportunidades y alcanzó a defender la camiseta de la selección italiana.

Puricelli disputó 247 partidos y anotó 135 goles, marca que nadie pudo superar. Cavani quedó a 35 goles. Aún no terminó la liga de la temporada 2012/2013, lo que indica que puede seguir sumando.

El único contratiempo, por llamarlo de alguna manera, es que está en la mira de los clubes más poderosos de Europa. Es que sus goles lo transformaron en una perla codiciada. El presidente de Napoli, Aurelio Di Laurentiis anunció a los cuatro vientos que no tiene ninguna intención de negociarlo. Ya le ofrecieron US$ 71 millones y no es que no le movieron un pelo, no, ni siquiera le movieron una pestaña. Pero al ritmo que va Cavani, ¿cuánto más podrá durar en el Calcio sin que los poderosos jeques y magnates que gobiernan los clubes del fútbol inglés se lo lleven?   

Pero el punto en la mira del salteño tiene nombre y apellido: Diego Armando Maradona.

Es que la ciudad quedó marcada con el argentino.

“No digo que me compare con él, pero me gustaría dejar una señal indeleble en esta ciudad”, precisó el Matador a los micrófonos de radio Marte.

“Es mi sueño, ya que sé que Nápoles es una ciudad que no  lo olvida”, añadió el delantero, que tiene contrato con el club italiano hasta 2017.

El argentino jugó en Nápoles de 1984 a 1991, y le permitió a su club ganar el primer Scudetto de su historia y todavía es el ídolo absoluto de los tifosi napolitanos. Cavani llegó a Nápoles en 2010 y, por lo pronto, ya pasó a la categoría de intocable.



Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios