Cavaliers forzó el séptimo partido con un LeBron tremendo

El domingo se jugará el partido definitivo tras el triunfo 115-101 de los Cleveland frente a los Warriors
De la mano de LeBron James, los Cleveland Cavaliers forzaron este jueves a un séptimo partido la final de la NBA al vencer a los Golden State Warriors con marcador de 115-101, dejando empatada la serie a tres triunfos por bando.

LeBron se desbordó por segundo juego consecutivo con 41 puntos y los Cavaliers se acercan a una hazaña, ya que ningún equipo en 32 finales abajo por 3-1, como estuvieron, ha podido ganar una final de NBA.

El séptimo partido de esta final será el próximo domingo en Oakland, sede los Golden State Warriors.

Sólo dos veces en la historia de las finales de la NBA un equipo que se quedó atrás 1-3, como le ocurrió a los Cavaliers, forzó un séptimo juego: fueron los New York Knicks en 1951 y Los Angeles Lakers en 1966.