Cauteruccio: "Todavía no caigo"

El delantero, goleador histórico de las divisiones juveniles de Nacional, se consagró campeón de América con San Lorenzo de Almagro

Ahora que pasaron unas horas del partido, ¿qué es ser campeón de América?
Todavía no caemos en lo que logramos. Es un sentimiento inexplicable que seguramente va a durar toda la vida.

¿Y ser campeón de América con San Lorenzo?
Ufff. Es un valor agregado porque este es un equipo grande, el único grande de Argentina que no había ganado la Libertadores, y este plantel es el primero en conseguirla. Es muy importante. Es un momento para disfrutar, atesorar y aprovechar cada segundo de felicidad.

¿Había mucha presión de la prensa, de la gente?
Si, pero más allá de eso es hermoso vivirlo, porque nosotros mismos sabíamos que no podíamos fallar y que era una oportunidad única.

¿Cómo fueron los días previos a la gran final?
Tratamos de abstraernos de la intensidad que se vivía afuera de la cancha por parte de la gente. Es difícil, porque en cada lugar que ibas te preguntaban algo. Fueron dos semanas complicadas, pero nos propusimos no pensar tanto en lo externo y meternos en el trabajo adentro del campo, pensar solo en el partido.

Después de la primera final en Asunción, ¿pensó que podía ser titular en Buenos Aires?
Si vos me preguntabas siete meses atrás qué partido me gustaba jugar te iba a responder que la final, pero cuando llegó ese momento sabía que Nacho Piatti no jugaba pero la verdad es que no imaginé estar adentro.

¿Y participar de la jugada del gol, menos?
Es lindo haber participado y dejar esa marca. Lo importante es que las finales son partidos en los que no tenes que demostrar nada, solo ganar, porque son los partidos más importantes de la vida.

Y a usted le costó el doble llegar a ese momento en plenitud, por la lesión de rodilla.
Ya había entrado algunos minutos en el final del campeonato pasado. Después por suerte hice la pretemporada a la par de los compañeros y eso fue importante. Es difícil pasar tanto tiempo lesionado, pero es parte de este deporte.

Qué es lo que siente ahora, después de obtener el título?
Un desahogo porque grupalmente cumpliste con el objetivo que nos trazamos. El grupo estuvo mentalizado, unido, y es la manera de conseguir objetivos. Después, individualmente, en la gente que me apoyó todo el tiempo, mi madre, mi abuela, mi novia. En el momento del festejo se te pasa todo por la cabeza, pero la familia siempre ocupa un lugar privilegiado.

Pensar que le costó tanto afianzarse en Primera división en Uruguay y ahora es campeón de América.
Si, en Nacional es difícil afianzarse. Es, como dicen, una cantera inagotable, y si cuando debutas no funcionas como la gente o el técnico pretende, se hace cuesta arriba. Lo importante es actuar siempre como un jugador profesional, no bajar nunca los brazos y estar convencido de que tenes condiciones para jugar al fútbol.

¿Es posible para un equipo uruguayo volver a ser campeón de la Copa?
Creo que si. Nacional la ganó tres veces y estuvo cerca en 2009. Tiene todo para volver a lograrla, no es fácil, pero con trabajo y convencimiento se puede llegar.


Fuente: Juan José Díaz @diazjuajose

Populares de la sección

Comentarios