Catar 2022 será el Mundial del infierno

Blatter defiende la idea de jugar en verano, cuando la temperatura supera los 40 grados en el país asiático, aún en contra de los médicos de la FIFA que piden jugar en invierno

El presidente de la FIFA Joseph Blatter insistió el jueves en que Catar será el anfitrión de la Copa del Mundo en junio y julio de 2022, de acuerdo a lo acordado, en medio de crecientes especulaciones de que el evento se podría cambiar para los meses de invierno, más frescos.

Blatter dijo que los organizadores cataríes tendrían que pedir cambiar sus planes, a pesar de las recientes señales del máximo funcionario de la FIFA de que su junta directiva —que eligió al pequeño y desértico país— podría intervenir por razones médicas.

Al hacer comentarios sobre un tema que ha generado controversia desde la votación de la sede en diciembre de 2010, Blatter dijo a los periodistas: "El comité ejecutivo de la FIFA no lo ha puesto en duda, por lo tanto se mantiene".

Contradicciones.
Las declaraciones de Blatter se oponen a las del director médico de la FIFA, quien dijo que no es partidario de disputar la Copa Mundial de fútbol del 2022 en el calor del verano de Catar.

Michel D'Hooghe sumó su voz el viernes al debate acerca de si esa nación del Golfo Pérsico debería aferrarse a la tradición de disputar la copa en junio o trasladar el torneo a una etapa del año menos calurosa.

Aunque D'Hooghe dijo que los partidos y los entrenamientos se harían en ambientes a temperatura condicionada de 21 grados centígrados (70F), los miles de espectadores y los asistentes deberían soportar el calor sofocante durante el mes del torneo.

"Personalmente, creo que sería bueno que pudiésemos jugar esta copa mundial en temperaturas mejores que en pleno verano de Catar", precisó D'Hooghe.

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, dijo que por ahora "es un problema sin solución".

D'Hooghe formuló sus declaraciones después de una reunión del comité médico de la FIFA en la costa belga. La semana pasada, el secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, había comentado sobre la posibilidad de trasladar el torneo al invierno del país sede si las evidencias médicas demostraban que jugar bajo el calor intenso del verano sería peligroso.

"Desde el punto de vista médico, puedo decir que estamos preocupados", afirmó D'Hooghe, pese a admitir que existían garantías de que los partidos y los entrenamientos tendrían condiciones climáticas ideales.

"Por supuesto el problema es la vida más allá de todo eso. Y el problema es mucho mayor para la otra gente en la Copa Mundial. El público que debe trasladarse de ciudad en ciudad y que debe vivir en temperaturas muy altas".

Blatter insiste en que de haber cambios deben provenir de los organizadores locales. "La iniciativa debe provenir de Catar", afirmó.

Valcke ha dicho que el comité ejecutivo podría decidir el cambio al invierno ya que el calor del verano puede exceder los 40 grados centígrados.

El presidente de la UEFA, Michel Platini, dijo también que prefería el invierno, pero que el cambio sería un enorme dolor de cabeza para los clubes y las ligas en medio de sus propias temporadas.


Populares de la sección

Comentarios