Carreño apuesta a “la agresividad” para llevar a Catar al Mundial

"Tenemos que buscar un equilibrio en su juego, a través del sacrificio, del trabajo y de la pasión", dijo el DT uruguayo

El técnico uruguayo José Daniel Carreño, recién nombrado entrenador de la selección catarí, ve "difícil pero posible" clasificar al equipo para el Mundial de Rusia de 2018, y apuesta por la "agresividad" para lograr este objetivo.

En una entrevista con Efe, Carreño explica que está dispuesto a trabajar por cumplir el sueño de Catar de jugar por primera vez una Copa del Mundo, antes de presentarse como la gran anfitriona global del fútbol en 2022.

"Es un deseo poder clasificar a los chicos para Rusia, vamos a hacer todo lo posible para ello. Sabemos que es difícil, pero es posible", afirma el uruguayo, que antes de ser nombrado seleccionador nacional entrenaba al club catarí Al Arabi.

La filosofía que impregnará al equipo, según Carreño, estará basada en "la agresividad" tanto en defensa como en ataque, así como a la hora de poseer el balón.

"Tenemos que buscar un equilibrio en su juego, a través del sacrificio, del trabajo y de la pasión", subraya el técnico, que tiene 52 años y pasó la mayor parte de su carrera en el club uruguayo Montevideo Wanderers.

En el sueño mundialista, la historia juega en contra de Catar, una selección "joven" fundada en 1960, que jamás ha participado en una Copa del Mundo y cuyo mayor éxito fue su clasificación para los cuartos de final de los Juegos Olímpicos de Barcelona de 1992.

En tan solo un mes, los cataríes, que ocupan el puesto 99 en el ránking FIFA, comenzarán contra Maldivas su lucha para estar en las eliminatorias que los llevarían a Rusia, y enfrentarse en el Grupo C a China (82), Bután (163) y Hong Kong (169).

Para Carreño, China es "una selección de un mayor nivel", aunque no desdeñó el potencial del resto.

"No hay nada fácil. En los partidos contra Bután o Maldivas tenemos la obligación de ganar, lo que puede ser complicado de manejar", comentó.

Como previa a las clasificatorias, los cataríes jugarán dos partidos amistosos en mayo y junio contra Irlanda del Norte y Escocia, dos grandes pruebas antes de la presión a la que se verán sometidos si quieren cumplir su sueño.

"La presión existe tanto en un equipo pequeño como en uno grande, aunque la resonancia es diferente. Es parte de nuestro trabajo", señala el seleccionador.

Catar ha apostado por el uruguayo hasta 2018, aunque él aclara "que hay objetivos que cumplir en el camino".

Contará para formar al equipo con el delantero uruguayo naturalizado catarí hace nueve años, Sebastián Soria, que milita en el club local Lekhwiya SC, y que en su opinión es un jugador "muy importante" para la selección.

Todos los medios están a disposición del entrenador y el equipo en el rico emirato, pero como lamenta Carreño "no hay tanta posibilidad de escoger a los jugadores que uno quiere como en otros países".

"Hay mucha calidad pero pocos jugadores", apunta, algo normal teniendo en cuenta que la población catarí es de solo 250.000 habitantes.

El carismático técnico es el segundo uruguayo que entrena a los cataríes. En 2007, su compatriota Jorge Fossati tomó las riendas del equipo y lo clasificó hasta la cuarta y última fase de la eliminatoria asiática por un billete a Sudáfrica 2010.

Las puertas de la selección de Catar se abrieron para Carreño gracias a su paso previo por Arabia Saudí, donde fue técnico de uno de los equipos más potentes, Al Nasr.

"También la selección de Arabia Saudí me pretendía, eso hizo ver a Catar la posibilidad de que puedo ser un buen entrenador", afirma El Crespo.

En su opinión, ha jugado a su favor su manera de trabajar con los jugadores, el conocimiento que tiene del futbolista árabe y los positivos resultados obtenidos con el club saudí.


Fuente: Luisa Bolaños, EFE

Populares de la sección

Comentarios