Carrasco: "Acá está lleno de discurso"

Una imperdible charla de fútbol con Juan Ramón Carrasco que dispara: "Yo no dependo del rival"
Juan Ramón Carrasco charló con Referí tras conocer a su rival en la Copa Libertadores 2016, repasó el semestre con River Plate, los debes y el haber de su equipo y habló, fiel a su estilo, de los millones que genera su sistema de juego por transferencias de jugadores.

Cuando hablamos al principio de la temporada usted dijo que cuando el sistema de River Plate quedara aceitado el equipo iba a ser un deleite.
River terminó siendo un deleite. El tema es que después están los costos medianos y largos. Uno sabe que no es fácil. Que lo que nosotros queremos ver está en la asimilación del jugador. El listón es alto, pero si tenemos ese tiempo de trabajo, no tengas ninguna duda que terminamos arriba porque no ganamos de casualidad.

¿Qué sacó de positivo, qué le gustó del equipo?
Que cuando le juegan de igual a igual no se amilana, se siente cómodo, con los que tienen la obligación de salir a ganar, llámese Nacional, más allá que no se logró el resultado, en funcionamiento fuimos mejores. Ellos ganaron por dos pelotas de equipo grande, de los de antes, y metiendo el peso. Y con Defensor, Danubio y Peñarol hicimos los nueve puntos.

Perdieron puntos con los que no debían.
Se perdieron puntos increíbles, por virtudes del rival y distracciones nuestras, y lo hablamos con propiedad porque vimos con los jugadores todos los goles que nos hicieron. Tenemos una forma de marcar que si hubiéramos sido aplicados, al menos 15 goles no nos hacían y eso eran 10 o 12 puntos que sumábamos. Pero son los avatares del fútbol. En la parte ofensiva, moralmente somos el equipo más goleador (NdeR: River hizo 31 goles, Nacional 32).

Usted es exigente, ¿le molestó no poder mostrar lo que quería?
No es que moleste sino que duele porque de repente sabemos que ese trabajo, que no por caprichoso, sino que da resultado cuando funciona, no entendemos por qué cuesta tanto. No es falta de convencimiento, porque en eso con el jugador nos sacamos el sombrero, siempre intentaron. El tema es que no hacen un motón de cosas que realizan en los tácticos. Eso quita brillo. Nosotros somos de compactar todos los partidos porque estamos en la búsqueda de la mejora contínua y no nos manejamos con la teoría sino con los hechos y les mostramos las acciones.

En el partido con Cerro en el Tróccoli usted declaró que jugó a tirarla para arriba. ¿Traicionó su estilo?
No, para nada. Era imposible jugar de la otra manera porque no se pueden dar dos pases. Tampoco voy a ser rehén de algo que no se puede cambiar. Si la cancha no ayuda nada, no hay velocidad y precisión. Eso frena. Lo más rápido es levantar la pelota y en un rebote estar cerca del arco rival.

¿Eso habla de su maduración? Porque tal vez antes moría con la suya...
Claro, demuestra maduración porque soy de mirar para atrás, yo miro para atrás y trato de que, las cosas que no fueron buenas, mejorarlas.

¿Entiende a Gustavo Munúa que pregonó un estilo y murió con la suya, o cada partido tiene su planteo?
Yo entiendo que de repente hay que saber detalles del rival. Pero no depender del rival, eso no lo negocio para nada. Soy un convencido que la mejor manera de que el equipo juegue a un nivel alto es cuando más tiempo tiene de jugar a lo mismo. Si eso te da resultado, si ves que el jugador se va adaptando y potenciando, no lo vas a cambiar según el rival.

¿Usted no lo hace?
No, no, yo no cambio según el rival.

El campeón Peñarol cambió. De pronto en algún partido puso un lateral con más marca.
Yo también te cambio de repente el lateral que tiene proyección por uno que tiene más marca, pero pongo un volante de las características que tiene el lateral. El tema es que cuando vos jugás con tres puntas y pasás a jugar con un punta solo y decís en el discurso que tenés la llegada de los volantes, esa no te la llevo. Porque el volante llega esporádicamente porque primero está para defender.

¿Hay mucho discurso acá?
Totalmente, acá está lleno de discurso.

¿Hay vende humo?
No, esas palabras no. Lo que veo es que ustedes, con el famoso tema del resultado, cuando ganás está todo bien y ya ven por eso que el jugador jugó mejor y que los cambios fueron buenos.

¿Usted entiende que los cuadros se arman de atrás para adelante?
Los cuadros tenés que armarlos de acuerdo a la características de los jugadores que tenés.

Pero usted lleva los jugadores a jugar a su estilo.
Si tengo el tiempo para trabajar los voy llevando a lo que quiero porque sé que va a jugar mejor y el jugador se va a cotizar. Vos poné al técnico que quieras, a los cuatro de mejor campaña. Ahora fijate en cuánto se vende un jugador de esos técnicos y cuánto valen los que se venden del sistema nuestro. Valen millones. ¿Por qué? Porque en el CD se muestra al jugador con la dinámica que se juega en el mundo.



JR en frases

"En la Copa estamos con las mismas posibilidades. No quería grandes viajes ni jugar en la altura. Con los chilenos será golpe a golpe"

"Estamos en la formación de un estilo único en River, con todos alineados a jugar de igual a igual"

"Paolo (Montero), (Julio Avelino) Comesaña, (Aníbal) Maño Ruiz, (Martín) Lasarte pidieron para ir a ver entrenamientos nuestros. Es una inyección de reconocimiento".



Populares de la sección

Acerca del autor