Carlos Tevez se quebró en emotiva entrevista

"El barrio me enseñó todo", dijo el delantero de Boca que habló de su intimidad en Argentina y su detención en Inglaterra
Carlos Tévez, con Fantino llora de Emoción Entrevista Animales Sueltos

Carlos Tévez sorprendió en una entrevista realizada por el periodista argentino Alejandro Fantino, al emocionarse por la relación que aún mantiene con sus amigos de Fuerte Apache, el humilde barrio en el que nació.

"Yo me junto con mis amigos una o dos veces por semana en el barrio. Tengo cinco o seis amigos, creo que tres tienen trabajo, pero cuando voy no me dejan pagar nada. Para mí no cambió nada y para ellos tampoco".

Contó que volvió a Boca por su familia y porque quiere vivir en su país. "Así como estamos y todo no cambiaría a la Argentina. Comer un día con mis amigos en el barrio me baja a la realidad".

"Mi varita es el barrio donde nací. Las vivencias, el respeto que me gané. Ahí me decían algo y yo lo tomaba. El barrio me enseñó a ser un tipo correcto en la calle. Yo de chico no pude tener un autógrafo de mi ídolo, ¿cómo ahora que soy ídolo no le voy a dar un autógrafo? Yo quiero que me recuerden por cómo juego, No quiero que hablen de mi humildad, porque yo soy así. Me lo enseñaron mis viejos", dijo.

El día que Tévez fue preso

Carlos Tevez contó cuando estuvo preso en Inglaterra

En la entrevista, Tévez recordó que mientras jugaba en el Manchester fue detenido por una infracción de tránsito y debió realizar tareas comunitarias.

El hecho ocurrió en 2013 y lo condenaron a realizar 250 horas de tareas comunitarias además de pagar una multa de US$ 1.500. Al delantero, que por ese entonces gozaba de gran fama en Iglaterra, se le prohibiómanejar por 12 meses.

" Mi mujer me llevaba y me traía a todos lados, y me cansé. Un día me peleé con Vanesa y me fui a jugar al golf. Y con mi mujer no me hablaba, así que agarré al auto y salí. Los que estaban en el golf llamaron a la policía, voy a la calle y yo encima estaba hablando por teléfono. El tipo me frena, para el auto y me esposa contra el volante. ¿Sabés cómo estaba? Qué Fuerte Apache ni Fuerte Apache, estaba hasta la manija. Esposado y en Inglaterra que no entendía nada. Estaba en una celda, solo. El abogado me dijo que no declare. Entendí que no podía joder. Vas a ir preso, y yo que no. Me hicieron sacar maquinaria de un contenedor, limpiarlo y poner las máquinas de nuevo. Con el chaleco y todo".


Populares de la sección