Carlos Sánchez, del Saroldi a ser figura ante Brasil

El volante colombiano jugó en el River Plate de Carrasco. Referí recuerda una nota que dio en aquel entonces a El Observador

"Tuve una niñez sacrificada, porque vendía lo que podía en la calle y es ahí donde uno aprende a valorar que en la vida todo cuesta", contaba el volante colombiano Carlos Sánchez a El Observador en abril de 2007. En ese entonces jugaba el Campeonato Uruguayo en River Plate; hoy es figura en la selección de Colombia, en la que ayer fue el mejor jugador de la cancha nada menos que ante Brasil.

El jugador había llegado a las inferiores de Danubio pero no quedó. Luego pasó a los darseneros y cuando Juan Ramón Carrasco llegó al equipo, lo subió a Primera. Por aquel entonces, con buenos rendimientos en el fútbol local, desde la selección cafetera empezaron a interesarse en él. "¿La selección? Es algo muy cercano" pues "me llamó el técnico y me dijo que me está siguiendo. Me ilusiona", decía en aquel entonces.

"A los ocho años sabía que iba a ser futbolista y siempre me preparé para eso, para realizar una carrera importante y para ayudar a mi familia a salir de la situación en la que está",

El volante, Nacido en Quibdo, en el departamento de Chocó, en 1986, no la tuvo fácil en Uruguay. "Llevaba unos días en Montevideo cuando caminaba por Euskal Erría rumbo a la práctica de Danubio. Tenía 19 años. Se acercó una persona y me dice: 'Pasame las bases´. '¿Pasame qué?, le dije´, porque no entendía. 'Las bases, los zapatos´. Empecé a correr y no me alcanzó más", comentó en aquella nota.

Además, estando en River Plate, con 21 años, vivió un momento muy complicado por la muerte de uno de sus cuatro hermanos en Colombia. "Era mi compinche, con el que soñábamos, con el que nos permitíamos imaginar qué sería en el futuro. Y ese fue un golpe durísimo. Por allí mis compañeros de River no entendieron que yo saliera adelante. Esperaban que me hundiera anímicamente. Pero ese momento doloroso me dio fuerzas", expresó.

En Uruguay, vivía en Solymar junto a sus compatriotas Flavio Córdova y Daley Mena.

El futbolista también destacó la importancia de Carrasco: "Me cambió, porque me pide que entregue bien la pelota, y me gusta su estilo porque me da confianza y soy un jugador que necesita que lo alienten. Es un técnico que tiene algo parecido con mi idea del fútbol: ganar y conseguir cosas importantes (...) Él siempre me puso como referente frente al grupo, como espejo por mi forma de entrenar, porque entreno como juego".

"Para mí, la vida es sacrificio y tengo hambre de triunfar. En mi horizonte están Europa o México", decía en aquel entonces, sin sospechar que el futbol lo llevaría a Valenciennes de Francia, Elche de España y Aston Villa de Inglaterra, su actual equipo.

También cumplió sus sueños con la selección colombiana. Disputó la Copa América de Argentina 2011 y el Mundial de Brasil 2014. Y hoy es figura con los cafeteros en Chile 2015, torneo en el que ayer anuló a los cracks de Brasil y fue elegido mejor jugador de la cancha.

Carlos Sánchez Neymar
Carlos Sánchez marcando a Neymar
Carlos Sánchez marcando a Neymar

Frases:

"Cuando me dijeron que iba a jugar a Uruguay imaginé otro país: tenía la idea de un país campeón del mundo. Pensé encontrar más población, más territorio. Jamás imaginé que tenía costa. No conocía su geografía. Mal yo por no conocer a un país de Sudamérica",

«Cuando me dijeron que en este país había pocos negros, tuve algo de miedo por el racismo, porque no sabía cómo me iban a recibir, pero descubrí que aquí se respeta a todos. ¿Qué te dicen en la cancha? De todo, pero me río. El sábado me decían: 'Te están buscando los guerrilleros, cuidate'"

Carlos Sánchez
Carlos Sánchez con la camiseta de River Plate en 2007
Carlos Sánchez con la camiseta de River Plate en 2007