Carini, un prodigio que perdió altura

Considerado como el mejor golero del mundo en 1999, titular indiscutido de la selección durante años, jugó en Inter de Milan y Juventus, llegó a Peñarol, y ahora acaba de firmar con el Deportivo Quito de Ecuador

Fabián Carini estaba parado en la mitad del salón, recostado a una columna. Sus compañeros bailaban, se divertían después de 30 días de hotel, entrenamiento, partido, hotel, entrenamiento… Se le notaba triste. Horas antes le habían concedido el premio al mejor golero del mundo, pero no lo disfrutaba a pleno. “No me saco de la cabeza el gol que me hicieron”, le confesó al periodista. Era eso. La selección de Uruguay había perdido 1-0 con Malí por el cuarto puesto del Mundial sub 20 de Nigeria 1999 y el gol de Seidou Keyta (Balón de Oro en aquel torneo) sucedió después de un error del golero celeste. Ese era el motivo de su tristeza.

Eran sus comienzos en el fútbol, cuando su padre trabajaba en una fábrica de cartones y su madre en una escuela. Tenía 19 años, pertenecía a Danubio y lo acompañaba un gran sentido de culpa, lo que demostraba su madurez. Con el tiempo fue cumpliendo sueños y durante años se transformó en intocable en el arco de la selección mayor. A punto estuvo de romper el récord de partidos jugados que entonces ostentaba Rodofo Rodríguez con 78 y ahora posee Diego Forlán con 93. Carini defendió 74 veces a la celeste.

Aunque no llegó a jugar en clubes importantes de España como deseaba en aquellos tiempos de juventud, sí lo hizo en lo más granado de Italia: Juventus e Inter de Milan. Disputó la Copa del Mundo de 2002, las copas América de 1999 y 2007, y luego su carrera entró en un declive pese a que recién cuenta con 32 años y en el fútbol siempre se sostuvo que el golero es como el vino: cuanto más viejo, mejor.

No terminó los contratos en Real Murcia y Atlético Mineiro y, si bien en Peñarol se quedó hasta el final de su vinculación, en los últimos seis meses fue separado del plantel principal porque no estaba en los planes de Jorge Da Silva. Ahora, Carini busca cobrar altura en Ecuador, donde defenderá a Deportivo Quito, un club de quinto orden en aquel país.

Dos meses después de aquel mundial de Nigeria, Carini debutó en la selección mayor. Víctor Púa, el técnico que lo conocía desde adolescente, lo convocó para un partido frente a Paraguay de preparación para la Copa América. Si bien Daniel Passarella ya era el técnico de la selección mayor, el argentino prefirió que Púa dirigiera al equipo en el torneo sudamericano.

Comenzó así el idilio del juvenil con el arco celeste. Por las Eliminatorias para el Mundial 2002 jugó un partido perfecto contra Bolivia en La Paz; la maravillosa actuación de Carini le permitió a Uruguay volverse con un empate sin goles desde la altura paceña.

Aquel encuentro se jugó en noviembre de 2000. En febrero de 2001 los celestes enfrentaron en un amistoso a Eslovenia y Carini ya era jugador de Juventus. Hasta el Mundial de 2002 fue el dueño del arco. Con Carrasco como técnico perdió protagonismo a manos de Gustavo Munúa y más tarde Jorge Fossati prefirió a Sebastián Viera.

Pero el inicio del segundo proceso de Óscar Tabárez en 2006, el que llevó a Uruguay a la cumbre del mundo, fue con Carini de titular. Hasta 2008 no lo quitó nadie del arco. Sus bajos rendimientos y la aparición de Juan Castillo primero y Fernando Muslera después, lo relegaron del plantel.

Había comenzado la recaída en la carrera de Carini, que después de Inter firmó en 2008 un contrato por tres años con Real Murcia de España. En agosto de 2009 el club le rescindió el vinculo porque tenía un sueldo alto y no había rendido deportivamente.

Un mes después firmó por tres años con Atlético Mineiro, pero en julio de 2010 la directiva le dio de baja después de disputar 19 partidos y haber recibido 30 goles.

En 2011 llegó a Peñarol y después del primer partido en la Copa Libertadores, en el que recibió tres goles de Independiente, Diego Aguirre lo reemplazó por Sebastián Sosa. Fue titular en el Apertura 2011, pero en el Clausura 2012 perdió el puesto con Leandro Gelpi. Jugó por última vez en abril de este año frente a Danubio en Jardines, ahí donde empezó su historia.


Populares de la sección

Comentarios