Cantoná: "Estoy dispuesto a recibir refugiados en casa"

El exjugador dijo que "estaría bien" que todos los franceses estuvieran dispuestos a hacer lo mismo

El exfutbolista francés de Manchester United Éric Cantoná, reconvertido en actor, aseguró que está dispuesto a alojar refugiados llegados a Europa en su casa y pidió que cada francés acoja a un demandante de asilo.

El siempre controvertido Cantoná, retirado de los terrenos de juego desde 1997, mostró su disposición en una entrevista publicada hoy en "Le Parisien" con motivo del estreno de su nueva obra de teatro, "Victor", un texto escrito por Henry Bernstein en 1950 y dirigida por la esposa del exdelantero, Rachida Brakni, para el Teatro de Batignolles de París.

"¿Vamos a hacer guerras por razones económicas y luego, cuando la gente huye de su país porque es un desastre, no somos capaces de recibirles?", reflexionó Cantoná, de 49 años.

Preguntado por si estaría dispuesto a albergar a alguno de esos inmigrantes en su propia casa, el exinternacional galo respondió: "evidentemente".

"Estaría bien que todos estuviéramos dispuestos, los 65 millones de franceses" aunque "espero que no lleguemos a 65 millones de inmigrantes", lanzó.

El futbolista, que se reivindica de izquierdas y suele mostrar sensibilidad por asuntos sociales, ha protagonizado muchas polémicas relacionadas con el deporte, y también con la política.

En 2010, el marsellés hizo un llamamiento para retirar el dinero de los bancos en protesta contra el sistema financiero, iniciativa que tuvo poco seguimiento y que le valió críticas desde muchos flancos.

Se le reprochó, particularmente, que el multimillonario exdeportista se declarase en guerra contra los las entidades financieras mientras su esposa rodaba anuncios publicitarios para el banco Le Crédit Lyonnais.

"Cantona hace publicidad de coches, de cuchillas de afeitar. Su esposa hace publicidad para un banco. Creo que hay que tener un poco de responsabilidad en la vida cuando se es sólo un poeta de la sociedad de consumo", declaró la entonces ministra de Solidaridad, Roselyne Bachelot.


Fuente: EFE