Cambió el viento de los arbitrajes

Primero fue Peñarol que se sintió perjudicado y protestó; ahora la víctima fue Nacional

Hasta la quinta fecha del Apertura, Peñarol puso el grito en el cielo por los arbitrajes. Sus dirigentes le apuntaron a Andrés Cunha y a Daniel Fedorczuk porque no le sancionaron penales a favor contra Boston River y Fénix, respectivamente. En las últimas dos fechas cambió el viento. Peñarol resultó favorecido por los arbitrajes en los partidos frente a Rampla Juniors y Defensor Sporting, y Nacional se sintió perjudicado por Fernando Falce en el encuentro jugado el miércoles ante River Plate al no sancionar un claro penal de Agustín Ale contra Diego Coelho.

Darío Ubriaco, director del Departamento de Arbitraje de la AUF, dijo en Sport 890: "Me preocupa el entorno que se está generando, se pone todo en sospecha y me parece que no es bueno". Al mismo tiempo, reconoció que "hay una racha donde se han cometido errores" de parte de los jueces.

A cinco días del clásico el tema de los arbitrajes está en el ojo de la tormenta. Ubriaco expresó, en ese sentido, que para el partido del miércoles entre Peñarol y Nacional se buscará un juez "que no haya tenido grandes problemas y que entendamos que es el mejor para este momento".

Leodán González, que fue designado para el clásico del Uruguayo Especial, que finalmente no se disputó por los incidentes en la tribuna Ámsterdam, es uno de los candidatos para el próximo.

Los fallos

El 19 de febrero, Peñarol empató sin goles contra Boston River en el Campeón del Siglo. El árbitro Andrés Cunha fue duramente cuestionado por los dirigentes aurinegros porque no sancionó una mano del zaguero de Boston, Martín González, dentro de su área tras un centro de Juan Boselli.

Unos días después, el presidente de la comisión de referato de Peñarol, Sergio Perrone, señaló a Referí que el presidente Damiani "dijo en el Consejo Directivo que había tenido una charla con (Wilmar) Valdez y le pidió que no pongan más a Cunha en los partidos de Peñarol".

Cunha había vuelto a dirigirle a Peñarol casi un año después de otro polémico desempeño que perjudicó a los aurinegros frente a Wanderers.

El 11 de marzo, Peñarol igualó 2-2 contra Fénix en Jardines del Hipódromo. Ignacio Pallas, zaguero del albivioleta, le cometió un penal a Lucas Cavallini, que no fue sancionado por Daniel Fedorczuk. Otra vez los dirigentes pidieron las cabezas del juez y del línea Sergio Freire.

El martes 14 de marzo en el Consejo de Liga, Damiani concurrió a la Asociación para pedir la renuncia del neutral Alejandro Balbi porque "opera para Nacional", dijo.

El panorama cambió después de todo eso y los errores se cambiaron de vereda. Peñarol le ganó a Rampla Juniors en los descuentos con un gol en posición adelantada de Mauricio Affonso que no sancionaron el árbitro Jonathan Fuentes ni el línea Horacio Ferreiro, y luego empató frente a Defensor, al que entre el juez Óscar Rojas y el asistente César Sebastiani no le validaron un gol lícito y luego le cortaron una jugada de cara al arco sin otorgar ley de ventaja.

Asimismo, el miércoles, Nacional fue notoriamente perjudicado por un fallo del árbitro Fernando Falce. Cuando transcurrían 87 minutos hubo un claro penal de Agustín Ale contra Diego Coelho que no fue sancionado. El partido terminó 0 a 0 y los dirigentes de Nacional reaccionaron enérgicamente, recordando los favorecimientos que tuvo Peñarol en las fechas anteriores. Así está el clima a pocas horas del clásico.

Populares de la sección

Acerca del autor