Cambió el viento: el análisis táctico de la victoria tricolor

Nacional repitió errores defensivos ante racing y no mostró un gran rendimiento en ataque: la diferencia es que ahora la pelota empezó a entrar

Pelotazos y el uso de las bandas
Fue la principal arma ofensiva durante el primer tiempo, y el origen del primer gol a los 40 segundos de juego. Polenta no se complicó: en el partido de Racing cada vez que tuvo la pelota y un mínimo espacio buscó siempre el pelotazo a De Pena (foto 1), tanto que lo hizo cuatro veces en el primer tiempo. Consiguió un gol, pero también terminó haciendo previsible el juego del juvenil. Además, una de las pocas que se buscó a Barcia bien abierto por derecha llegó el segundo gol: pase de Pereiro, desborde del volante, centro, la bajó De Pena y gol de Alonso.

Los volantes abiertos complicaron
Racing apostó a jugar ante la temprana puesta en desventaja. Puso a cuatro jugadores delante del volante central: Nicolini, Trindade, Zabala y Rodríguez, encargados de tocar la pelota y buscar espacios vacíos. Pero fueron estos últimos (fotos 1 y 2), bien abiertos, los que lograron más éxito en la tarea de hacerle daño a Nacional. Generaron los espacios ante una defensa bien cerrada, para luego tocar con sus compañeros por dentro, como se verá en los siguientes dos puntos.

Nacional defiende con 10
El gol a los 40 segundos fue la invitación para que Nacional hiciera el juego en el que el DT Álvaro Gutiérrez se siente más cómodo: defender con casi todos los jugadores detrás de la línea de la pelota y después buscar transiciones rápidas defensa-ataque. Defendió con dos líneas de cuatro y hasta Pereiro un poco más adelantado, y Alonso como solitario hombre de punta. Por momentos controló a Racing, pero como se verá en el siguiente punto, La Academia igual le encontró la vuelta.

El toque de racing
Los de Sayago encontraron sus espacios cuando Zabala y Rodríguez jugaron a la espalda de los volantes centrales  tricolores Porras y Arismendi y complicaron a los laterales Gorga y Espino. Empezaron a alimentar circuitos futbolísticos y hacer jugadas de 2-1 para llegarle con superioridad numérica a los zagueros Polenta y Valdez, que empezaron a flaquear. Solo la falta de puntería, la misma que Nacional tenía hace algunas fechas, impidió que Racing anotara antes.

Pereiro sin espacios
Salvo la jugada del segundo gol, en el primer tiempo Pereiro lució aislado y lejos de la zona de creación. Racing lo marcó bien, y los defensas tricolores, como mostraron las primeras imágenes, no lo buscaron, por lo que el volante retrocedió casi hasta la mitad de la cancha para iniciar jugadas, y perdió poder de influir. No solo eso: allí perdió un par de pelotas que provocaron contragolpes de Racing.

Pereiro con espacios
En el segundo tiempo Nacional se adelantó un poco más en la cancha, a pesar de mantenerse en ventaja. Arismendi y Porras ganaron metros e iniciaron jugadas, lo que a su vez habilitó a Pereiro a jugar dentro de la defensa de Racing. El juvenil por fin tuvo espacios para crear, y generó dos opciones claras: la segunda fue el tercer gol de Nacional.

Alonso no pivoteó
Otra de las herramientas que habitualmente utiliza Nacional es hacer retroceder, cuando vienen pelotazos largos, a Iván Alonso para recibir por aire y pivotear, y asistir a Pereiro por dentro o a Barcia y De Pena por afuera. Fue otro de los aspectos que controló bien la línea de volantes de Racing, que lo anticipó y nunca lo dejó recibir cómodo. Así, la creación tricolor se limitó a las llegadas por afuera.

Los errores
Nacional encontró los goles que no estaba logrando y eso le permitió ganar. Pero volvió a cometer los mismos errores defensivos que le han costado varios goles en este Clausura. Curiosamente, a pesar del buen juego que mostró Racing, los goles llegaron por la cancha de arriba y por los yerros de Nacional: en el primero Polenta queda a contrapié y Espino llega tarde a cerrar para que cabecee Affonso; en el segundo Valdez la peina y se la regala a Zabala para que defina solo.


Populares de la sección

Comentarios