Cada vez más lejos

La creciente participación de equipos argentinos y brasileños determina que para el resto sea muy difícil llegar a ser campeón; el viernes se hará el sorteo para 2013

La campaña de Peñarol en 2011 demuestra que la Libertadores no es un sueño imposible. Los títulos de Olimpia, Liga de Quito u Once Caldas en la década pasada lo reafirman. Sin embargo, los torneos pasan y los argentinos y brasileños son cada vez más candidatos a ser campeón.

Desde que en el año 2000 se aumentó el cupo de participantes de los gigantes de Sudamérica,  el 77% de las copas fueron a parar a esos países. Cinco títulos para Argentina e igual cantidad para Brasil.

Mientras compitieron uno o dos equipos por país (entre 1960 y 1999), argentinos y brasileños ganaron el 70% de las copas, período en el cual Uruguay levantó ocho trofeos: Peñarol cinco veces y Nacional tres.

En el torneo cuyo sorteo de la edición 2013 se llevará a cabo mañana en el Centro de Convenciones de la Conmebol, ubicado en Asunción, aparecerán seis equipos brasileños y cinco argentinos.

Ya no alcanza con ganarle al campeón argentino o brasileño. Ahora son 11 equipos de nivel a vencer.

Los demás también juegan. Universidad de Chile se posicionó como uno de los mejores del continente, Liga de Quito es de temer y Paraguay presentará a sus dos históricos, Olimpia y Cerro Porteño, más el campeón Libertad.

Brasil tendrá al campeón defensor, Corinthians, que clasifica directamente, lo mismo que Sao Paulo como vencedor en la Sudamericana.

También estará el campeón de la Copa Brasil, Palmeiras (¡que se fue al descenso!), y los tres primeros del Brasileirao: Fluminense, Atlético Mineiro y Gremio.

En un torneo con una economía floreciente, que se da el lujo de tener estrellas con nivel europeo como Paolo Guerrero, Ronaldinho, Neymar, Ganso o Clarence Seedorf, un equipo como Santos –campeón en 2011 ante Peñarol– se quedó afuera de la Copa al terminar octavo en el Brasileirao.

Argentina presentará a los últimos dos campeones de los torneos cortos, Vélez Sarsfield (Inicial 2012) y Arsenal (Clausura 2012), Boca Juniors y Newell’s como mejor ubicados en la tabla anual y Tigre, como vicecampeón de la última Sudamericana.

Boca será dirigido por Carlos Bianchi con el que ganó las Libertadores de 2000, 2001 y 2003.

¿El resto? Tres y que den gracias.

Es más, técnicamente correspondería decir que son dos cupos y medio producto de que un equipo por país debe jugar la primera fase para intentar buscar su lugar en los grupos.

Dos equipos del país del último campeón (en este caso, Brasil) van a esta instancia previa, instaurada en 2005 y que los uruguayos solo superaron dos de ocho veces (Racing en 2010 y Peñarol en 2012).

Este año asume el desafío  Defensor Sporting que en 2006 perdió ante Independiente Santa Fe.

Polémica con los cabezas de serie
El presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol, Sebastián Bauzá, dijo que oficialmente recién este jueves se conocerán los cabezas de serie de la Copa 2013. Sin embargo, ya fue divulgada una lista donde no figuran equipos uruguayos y sí un debutante venezolano, Deportivo Lara. También están Corinthians, Fluminense, Arsenal, Vélez, Independiente Santa Fe, Sporting Cristal y Barcelona. 

Historias de poder
Que Brasil y Argentina tengan más representación en la Copa se fundamenta en el poderío histórico de las naciones. Pero también en algunos caprichos del poder.  

En la edición de 1969 del torneo, argentinos y brasileños fueron emparejados por sorteo en el grupo y se rehusaron a jugar el certamen.

Los brasileños recién volvieron en 1971.

En 1990, Gremio y Vasco da Gama hicieron válidos por la Supercopa de Brasil sus dos duelos de grupo por la Libertadores.

Para 2013 serán seis equipos brasileños: cinco por cupos fijos y uno extra para el campeón defensor. Los demás: a sufrirlos. 



Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios