Cacho Blanco, el defensa multicampeón

Lateral y zaguero, lo ganó todo con Nacional; como técnico solo tuvo un breve pasaje en 1991

Nacido en Dolores, en 1946, Juan Carlos “Cacho” Blanco llegó a Nacional con 17 años. Con el tiempo hizo historia: fue bicampeón de América y el mundo con Nacional, cinco veces ganador del Uruguayo y una vez de la Copa Interamericana.

Ahora le tocará ejercer el cargo de entrenador en forma interina, apenas dos meses después de retornar el club de la mano del presidente Eduardo Ache quien le confió el cargo de asesor deportivo.

Blanco jugó en una de las épocas más gloriosas de los tricolores: 1969 a 1972, cuando el club ganó cuatro veces seguidas el Uruguayo y alzó por primera vez la Libertadores en 1971 tras perder tres finales en la década de 1960.

En la Copa de 1971 fue titular en todos los partidos como lateral derecho, salvo en las dos últimas finales –ante Estudiantes de La Plata– donde Luis Ubiña marcó la esa punta y él pasó a la izquierda en lugar de Juan Martín Mugica.

Manga, Atilio Ancheta, Juan Masnik; Ubiña, Julio Montero Castillo, Blanco; Luis Cubilla, Víctor Espárrago, Luis Artime, Ildo Maneiro y Julio César Morales fue aquel equipo que hizo historia.

En diciembre se consagró campeón de la Intercontinental al igualar 1-1 con Panathinaikos en Atenas y vencer 2-1 en el Centenario. El campeón europeo era Ajax que rehusó jugar en Sudamérica.

En 1973 emigró a Zaragoza donde jugó por cinco temporadas. Cuando volvió a Nacional, en 1979, devino en zaguero. En 1980 integró una dupla central impenetrable junto a Hugo De León y los tricolores volvieron a salir campeones de América al vencer a Inter en las finales.

El equipo también fue campeón uruguayo e Intercontinental superando a Nottingham Forest en Tokio con gol de Waldemar Victorino.

44 partidos. Fueron los que jugó Blanco por la Copa Libertadores. Debutó en 1970 y jugó por última vez en 1981 como zaguero, junto a Óscar Aguirregaray. Ganó 24 partidos, empató 11 y perdió nueve. 

8 clásicos. Disputó por la Libertadores. Ganó cuatro, anotó un gol en 1971 y empató los restantes. El 6 de febrero de 1971, en un clásico por la Copa Montevideo, fue expulsado y Nacional perdió porque le echaron a cinco jugadores. 

En 1982 se fue del club con 35 años y al año siguiente quemó sus últimos cartuchos en la B defendiendo a Racing y en 1985 jugó con su hijo Leonardo en el equipo universitario de Nacional.

Después labró una intermitente carrera como entrenador. Dirigió a las inferiores de Nacional y en 1991 tuvo un interinato en el principal equipo.

Montó un complejo de canchas de fútbol 5 en Malvín e incluso fue empresario de futbolistas.

En 2005 dirigió por última vez a Paysandú Fútbol Club donde tuvo entre sus dirigidos a Gustavo “Chavo” Díaz.

“Últimamente, desde que estoy adentro del club, mi cabeza ha funcionado como técnico. Estar todo el día en Los Céspedes, te sentís un poco en el rol del entrenador, eso es inevitable”, le dijo ayer a Sport 890. Ahora es su turno. Al menos por un “Cacho”.  


Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios