Cabrera picó por la punta

Casi hecho. El media punta bohemio está a un paso de ser jugador aurinegro

En Peñarol se viven horas de definiciones. Es que el tiempo ha pasado desde que comenzó la licencia del plantel y ya el jueves está previsto el inicio de la pretemporada en Los Aromos.

En ese contexto, en los últimos días hubo reuniones trascendentes. Una de ellas fue la del dirigente Walter Pereyra con el representante de Pablo Pintos, Daniel Fonseca.

La posibilidad de que Pintos pueda jugar en Peñarol aún existe y se ultiman detalles al respecto.

Asimismo, luego de otra reu-nión en Punta del Este se llegó a un acuerdo por el préstamo de un año del volante Miguel Amado quien el miércoles viaja a Asunción –defendía a Olimpia– para entregar las llaves de su apartamento y realizar los trámites para volver.

Es el segundo refuerzo para Jorge Da Silva tras la firma del volante Sebastián Píriz.

Pero lo que el Polilla quiere es que se llegue a buen puerto con los puestos que él pidió.

Por eso, más allá del tema de Pintos, se estudió la posibilidad del regreso de Mathías Corujo, –quien no será utilizado por Cerro  Porteño–. Según indicó una fuente aurinegra a El Observador, el hecho de que pueda llegar el lateral de Kasimpasa de Turquía, no tiene por qué impedir que pueda arribar Corujo.

Cabrera a un paso
El media punta de Wanderers, Javier Cabrera está muy cerca de firmar con Peñarol luego de las tratativas que se realizaron con el gerenciador bohemio, Víctor Hugo Mesa. Es un jugador que le interesa a Da Silva.

En otro orden, persiste el interés por el argentino Mauro Fernández –como informó El Observador– y no está descartado.

Peñarol trabaja sin descanso para comenzar a cerrar el futuro plantel. Estos días serán determinantes.


Populares de la sección

Comentarios