Burga declarará el lunes

El peruano podría ir a prisión o permanecer en detención domiciliaria

La justicia de los Estados Unidos tiene un plazo de 60 días para presentar los cuadernos de extradición del expresidente de la Federación Peruana de Fútbol Manuel Burga, detenido el viernes en la noche, informó el Ministerio Público.

Burga, que fue detenido en forma preventiva y con fines de extradición, se encuentra en la Dirección de Requisitoria de la policía atendiendo un pedido de la justicia estadounidense, que solicitó su captura como parte de la investigación sobre presuntos actos de corrupción en la FIFA.

Este fin de semana deberá permanecer en Requisitoria para ser puesto a disposición del juez este lunes, procediéndose a tomar su declaración de ley en presencia de su abogado y del fiscal, según una nota de la Fiscalía.

El magistrado decidirá si Burga será trasladado a una prisión, se le dará detención domiciliaria o comparecencia mientras se espera los cuadernos de extradición.

El expresidente de la Federación Peruana de Fútbol (FPF) fue detenido por miembros de la policía peruana y de agentes de Interpol, debido a una orden de captura internacional, al ser implicado en el millonario escándalo de corrupción que remece a la FIFA.

Una comisión del Congreso peruano había pedido el jueves prorrogar por 90 días sus investigaciones de presunto lavado de activos durante los 12 años de gestión de Manuel Burga.

Burga, de 58 años, fue nombrado presidente de la FPF el 4 de octubre 2002 en sustitución de Nicolás Delfino. Fue reelecto en el cargo en 2007 y 2010. En octubre de 2014, cuando buscaba una nueva reelección, el comité electoral de la FPF lo inhabilitó para postularse.

En diciembre de ese año, y ampliamente criticado por su gestión, desistió de postular por un nuevo mandato pese a que se le había levantado la inhabilitación. Fue reemplazado por el empresario Edwin Oviedo.