Buen día para clasificar

La selección de fútbol, que acumuló tras el triunfo ante Emiratos Árabes siete horas de viaje y cinco horas de desfile, enfrentan hoy a Senegal

Con los extremos en su rendimiento futbolístico planteado en el primer partido -que suenan como alarma y alivio, al mismo tiempo-, la ilusión de representar al país en la disciplina que le dio las dos únicas medallas de oro a Uruguay, la expectativa del desfile inaugural y el excesivo esfuerzo de estar de pie durante casi cinco horas al día siguiente a un encuentro sumadas a las siete horas de viaje en ómnibus de Manchester a Londres, más todo lo que arrastraba desde que empezó la preparación (pocos partidos, poco tiempo de entrenamiento, un equipo nuevo y en formación), los celestes se presentan este domingo ante Senegal con el objetivo de firmar la clasificación a cuartos de final.

El segundo partido del grupo A del torneo de fútbol de Londres 2012, que comenzará a la hora 13 de Uruguay (17 de Inglaterra) en el estadio de Wembley no ofrece el entorno ideal para los celestes, aunque plantea una buena ocasión para firmar el pasaje a la siguiente ronda, debido a que los africanos debutaron con un empate y que futbolísticamente no mostraron ser superiores a los celestes.

El técnico Óscar Washington Tabárez realizará una variante, el ingreso de Nicolás Lodeiro por Matías Aguirregaray, la misma que hizo en el segundo tiempo del debut ante Emiratos Árabes, que resultó determinante, y un cambio táctico. Abandonará el 3-4-1-2, y volverá al 4-2-2-2.

Con los 11 hombres que dieron vuelta el partido debut en los Juegos, el entrenador busca reeditar los mejores pasajes futbolísticos para vencer a los senegales.

Sobre el rival de hoy, el técnico manifestó: “Senegal generalmente controla al rival e impone cosas. Es un equipo fuerte y tiene muchos puntos que tenemos que tratar de limitar, pero digo con la mayor modestia que no creo que esté fuera de nuestro alcance”
 

Cambio de planes
El plantel de Uruguay tuvo después del triunfo ante Emiratos Árabes muchos cambios en su planificación, que impidieron que pudiera realizar todos los trabajos previstos (un entrenamiento y un reconocimiento de cancha) y cargara con el esfuerzo del desfile inaugural. Por esa razón, la práctica del viernes se suspendió y la visita a Wembley ayer de tarde la cambiaron por siesta y descanso.

Con una victoria, Uruguay asegurará este domingo un lugar entre los ocho mejores del torneo y un empate lo acercará a la siguiente ronda.


Fuente: @luisinza, enviado a Londres

Populares de la sección

Comentarios