Buen día para arrancar

Peñarol debuta en Puerto La Cruz ante un equipo venezolano sin tradición futbolística ni buenas actuaciones en el torneo local

Dos semanas de entrenamiento con  el técnico Jorge Fossati, un viaje de poco más de 12 horas el lunes de Montevideo a Puerto La Cruz, altas temperaturas y humedad potenciadas por el hecho de que el partido comenzará a la hora 17.15 local (19.45 de Uruguay), parecen ponerle límites a las aspiraciones de Peñarol, que hoy debuta en el grupo 8 de la Copa Bridgestone Libertadores, ante  Deportivo Anzoátegui.

De todas formas, no es necesario repasar las dificultades que atravesó el equipo aurinegro en los últimos días para acotar sus chances en el torneo continental porque de un tiempo a esta parte, con la excepción de la Copa de 2011 en la que Peñarol fue vicecampeón y la de 2009 en la que Nacional llegó a semifinales, las aspiraciones de los equipos uruguayos quedan reducidas desde hace 20 años a superar la primera fase como gran aspiración y a jugar la fase de grupo por los millonarios premios que reparte la Copa.
 
Peñarol enfrentará este miércoles a un discreto equipo venezolano. Deportivo Anzoátegui, de escasa tradición futbolística y con poco más de una década de existencia, marcha octavo en el torneo local, con dos triunfos en cinco partidos jugados. Para los venezolanos, dirigidos por Juvencio Betancourt,  es la tercera participación en la Copa, en las dos primeras se quedaron en primera fase.

El equipo venezolano espera que comiencen a despertar sus principales referentes ofensivos: los panameños Rolando Escobar y Edwin Aguilar. Además, cuenta con el zaguero Alejandro Cichero como a una de las figuras más conocidas, particularmente para los uruguayos porque jugó en Nacional a comienzos de la década pasada.

Otro problema que aqueja al Anzoátegui es la falta de convocatoria cuando juega de local, por lo que el gobierno regional del estado dispuso unas 5.000 entradas gratis para el encuentro de esta noche en el estadio José Antonio Anzoátegui, con capacidad para unos 40.000 espectadores.

Peñarol llega con sus dificultades, por lo señalado en el comienzo, pero con la obligación de ganar ante un equipo que futbolísticamente debería estar por debajo del aurinegro.

Conseguir un empate en su estreno sería escaso reconocimiento para los aurinegros y una derrota, comenzar a entonar la despedida del torneo. El único resultado que reforzaría las esperanzas de los aurinegros es el triunfo.

Para eso, el técnico Jorge Fossati presentará la misma base del equipo que comenzó con buen suceso en el torneo local. En los trabajos tácticos repitió la formación con tres defensas y, para el partido de hoy, la reforzó con un quinto volante y dos puntas.

Hoy no estarán Sebastián Píriz y Luis Aguiar, ambos lesionados. Ingresan Marcel Novick y Sergio Orteman. Con Orteman, el equipo gana en fútbol y buen manejo del balón. También ingresará en la formación Jorge “Japo” Rodríguez para generar fútbol.

En ataque Fossati debe confirmar si incluye a Antonio Pacheco o Jonathan Rodríguez con Marcelo Zalayeta.
 


Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios