NFL

Breve glosario para entender el SuperBowl

¿Qué quiere decir touchdown, gol de campo, quarterback, esquinero o primer down? Una serie de definiciones para entender cómo se juega el fútbol americano

Este domingo a la hora 21:30 se jugará el Super Bowl, la noche en el que buena parte del planeta le presta atención al fútbol americano, aunque no sepa de qué se trata eso de la pelota ovalada, los cascos. Muchos prestan atención solo al show del medio tiempo, que este año será de Kathy Perry. Acá una guía básica para entender el deporte.
 
Objetivo: Touchdowns y goles de campo
Como en casi todos los deportes, el objetivo es sumar más puntos que el adversario. Eso se logra sumando anotaciones, que se dividen en touchdowns (6), punto extra (1 o 2), gol de campo (3) y safety (2).
El touchdown es el más conocido y valioso: consiste en ingresar la pelota a la zona de anotación de 20 yardas que se ubica al final de la zona defensiva rival. Se puede lograr por dos vías: por aire (recibir la pelota a través de un pase), o por tierra (ingresando la pelota en la zona de anotación).
Touchdown aéreo: Es la jugada de anotación más común: el mariscal de campo (lo puede hacer cualquiera, pero el mariscal o “quarterback” es el que hace esas jugadas) pasa la pelota a un receptor en la zona de anotación. Para que sea válido, el receptor debe caer con los dos pies o con una rodilla dentro de la zona de anotación, y completar la caída con la pelota en su poder. Lo primero muchas veces hace que cuando un receptor recibe un pese en los límites del campo, caiga con un pie fuera y no se considere touchdown. Lo segundo también puede evitar antoaciones: un receptor cae, pero en el proceso pierde el balón.
De no conseguir la atrapada se considera pase incompleto, al igual que cualquier pase en otra zona del campo donde
Touchdown terrestre: consiste en que el jugador que lleva el balón atraviese la línea de la zona de anotación con la pelota en su poder. Puede ser una jugada diseñada por tierra para que corra un running back, un pase corto del mariscal a un receptor que la recibe antes de la zona de anotación y corre hacia ella, o inclusive una corrida del mariscal a la zona de anotación.
 
Punto extra: El touchdown vale seis puntos, y lo sigue el punto extra, algo similar a la conversión del rugby: una patada desde la yarda 2, que debe pasar entre los palos.
El equipo anotador también puede ir por una anotación de dos puntos, que consiste básicamente en buscar otro touchdown. Si lo consigue suma 2, si no suma cero. Es mucho más difícil hacer una anotación de dos puntos que una de uno, pero la anotación de dos suele ser buscada por los equipos que van atrás en el tanteador y necesitar recortar muchos puntos.
 
Gol de campo: Vale tres puntos, y al igual que el punto extra consiste en patear a los palos y que la pelota pase entre ellos. Es el “premio consuelo” una vez que el equipo llegó a un cuarto down, no pudo avanzar 10 yardas y está relativamente cerca de los palos. Se patea desde el punto de máximo avance de esa serie.

Safety: es una jugada poco habitual, que consiste en que un jugador del equipo ofensivo sea tackleado con la pelota dentro de su zona de anotación. En ese caso el equipo defensivo suma dos puntos, y además el equipo vencido tiene que entregarle la pelota al rival a través de una patada de reposición.
 
Cómo avanzar: primer down
Primer down (o “first down” o “Primero y 10”): es el corazón del juego. Los equipos tienen el objetivo de avanzar de a 10 yardas en el campo. Cuando lo hacen consiguen otro, y así sucesivamente hasta llegar a la zona de anotación. Tiene cuatro oportunidades para hacerlo, y arrancan la jugada siguiente desde el punto hasta donde llegaron en la jugada anterior.
Un equipo puede sumar las 10 yardas en la primera oportunidad, en la segunda, en la tercera o la cuarta. Cuando lo hace, automáticamente suma otro primer down y unas nuevas cuatro oportunidades. Nuevamente, el balón lo sitúa  en el punto hasta donde llegaron en la jugada anterior.
De lo anterior se desprende lo que vemos en el tanteador del partido con información adicional: “2nda y 7” o 3era  y 6”: cuenta qué down es y las yardas que le faltan para lograr la siguiente primera oportunidad.
Si el equipo no consigue las 10 yardas en tres oportunidades, tiene una disyuntiva en la cuarta: patear o jugársela. La opción más atractiva es jugársela, pero ello implica un riesgo: de no lograr el down, el otro equipo recuperará la jugada desde donde la ofensiva dejó la pelota. Eso es particularmente un riesgo cuando el equipo que ataca está dentro de su territorio, porque le da la pelota en franco ataque al rival. Generalmente es una opción desesperada en los últimos minutos de un partido, o cuando el equipo que ataca quedó a menos de una yarda de conseguir el down.
Por tanto, la opción más segura en esa cuarta oportunidad es patear la pelota, buscando que el otro equipo comience su jugada lo más atrás posible.
 
Posiciones
Básicamente, un equipo se divide en: ofensiva, defensiva y equipos especiales
La ofensiva es liderada por el mariscal o quarterback. Es el cerebro del equipo, quien ejecuta las jugadas pensadas por los entrenadores y hace ajustes en tiempo real de acuerdo a lo que ve de la defensa rival. Es quien decide si se ataca por aire o por tierra. Recibe la pelota del centro y busca receptores que estén libres.
Línea ofensiva. Son los 5 del frente, comparable a los “forwards” del rugby. Su trabajo es proteger al mariscal para que no sea tackleado. Forman el “bolsillo” o “poquet”, un espacio de protección para que el mariscal pueda recibir, mirar el campo y decidir qué hacer. También hacen un trabajo de bloqueo, generando huecos para que el mariscal o un corredor atraviesen y pasen al campo abierto. Están en la “línea de golpeo”, a partir de donde inician las jugadas, y donde se baten a duelo con los defensivos rivales.
Se dividen en: Centro (o centre). Se para justo adelante del mariscal, y le pasa la pelota hacia atrás y entre sus piernas para iniciar las jugadas. Tiene dos guardias (o guards) a sus costados, y dos tackles en las puntas. Los más grandes son los tres centrales, y los tackles deben tener agilidad para seguir a los defensivos que corran por el costado para tacklear al mariscal.
Wide receivers (receptores abiertos): Son dos o hasta 3, y son los más rápidos del equipo. Arrancan detrás de la línea de la pelota y corren hacia adelante según rutas diseñadas por los entrenadores. Su trabajo es desmarcarse para que el mariscal los vea y les envíe pases por aire, que son los que permiten ganar más yardas.
Runnig back: Jugador de buena velocidad, pero más potente que los receptores abiertos, recibe la pelota detrás de la línea de golpeo de parte del mariscal, que se la da en sus manos. Intenta atravesar la línea de golpeo (con los bloqueos de los linieros) y ganar el campo abierto, para ganar yardas. Es una jugada más conservadora que el pase por aire, pero que puede dar grandes resultados cuando el corredor es bueno. Además, es la jugada que utilizan los equipos que van ganando para hacer correr el reloj.
Fullback. Es una posición casi en desuso en el fútbol americano: es un running back con menos velocidad que éste pero más potencia. Se suele utilizar cuando el equipo precisa dos o tres yardas, ya sea para un primer down o un touchdown. No suelen ser buenos corriendo en campo abierto.
Tight end o ala cerrada: es una de las posiciones más completas, porque tiene la velocidad de los receptores abiertos pero más tamaño, lo que les permite jugar más cerca de la zona de golpeo. Son ideales para pases largos por el centro de la cancha, o para juagdas mixtas entre aire y tierra: pase corto por aire y corrida del ala cerrada.
 
Equipo defensivo
De la misma manera que hay una línea ofensiva, también hay otras defensiva que la integran siete jugadores. Las formaciones cambian entre cuatro frontales y tres “linebackers” o 3-4.
Además, la defensiva secundaria es la encargada de defenderse de los pases del mariscal a los receptores abiertos o alas cerradas. Está integrada por dos “cornerbacks” o esquineros (encargados de marcar las puntas de la cancha), y uno o dos safeties, encargados del centro. Dependiendod e la táctica utilizada y el rival, se pueden hacer marcaciones en zona o individuales
 
Equipos especiales: aparecen en las jugadas que involucran el juego con el pie: goles de campo, puntos extra, punts (patadas de cuarta oportunidad) o reposiciones de juego, cuando el equipo que anotó un punto le devuelve la pelota al otro, o en las patadas iniciales de cada tiempo.
En el equipo ofensivo hay un encargado de recibir el balón y correr lo más adelante posible, mientras sus compañeros tratan de bloquear a los defensivos. El equipo defensivo está conformado por el pateador y por jugadores encargados de tacklear al receptor rival.
Otras posiciones
Pateador a los palos (o kicker): se encarga de las patadas de anotación, de la reposición una vez que el rival suma puntos y en el arranque del primer tiempo o del tercer cuarto.
Pateador de despejo (Punter) se encarga de las patadas en cuarta oportunidad,  buscando que el rival empiece lo más atrás posible
Devolvedor de patadas: suele ser un receptor abierto, por su velocidad para recorrer el campo


Populares de la sección

Comentarios