Brasil visto por los brasileños: un equipo versátil y donde todos marcan

Dunga preparó un combinado con tres hombres de ataque sin referencia pero que también ayudan en defensa
Periodista del diario Lance! de Brasil

A Dunga le gustó lo que vio en el partido contra Perú, el último de 2015. Por eso iniciará el primer compromiso de 2016, contra Uruguay, centrándose en la repetición de la filosofía y piezas de juego de la selección brasileña.

Esto significa que Brasil saldrá al campo sin un centro delantero fijo. La formación inicial tendrá a Douglas Costa, Willian y Neymar como los más adelantados. Dunga apuesta por la movilidad y la capacidad de definición de ese trío, además de la consistencia de un centrocampo de marca reforzada, con Fernandinho y Luiz Gustavo como referencias.

Sin embargo, el entrenador se guarda una carta en la manga, que ya ha probado en entrenamientos y otros partidos, en caso que la defensa uruguaya cierre todos los espacios posibles: la entrada de Ricardo Oliveira, dejando el equipo con más presencia en el área.

La opción por un ataque más movedizo es el preferido de Dunga desde el regreso a la selección nacional, en la segunda mitad de 2014, después de la paliza en la Copa Mundial. Con Scolari la historia era diferente, ya que el entrenador de entonces apostaba a Fred.

La primera opción de Dunga fue Diego Tardelli, pero las condiciones del mercado –se fue a jugar a China– determinaron que el DT buscara nuevas alternativas. El crecimiento de la producción en Douglas Costa en el Bayern de Pep Guardiola ayudó en gran medida el equipo nacional, que obtuvo una opción de creatividad para alimentar a Neymar.

La movilidad de los delanteros también significa que hay más personas disponibles para la recuperación de pelota. Willian y Douglas Costa están acostumbrados a eso. En el medio, además de los "perros guardianes" Fernandinho y Luiz Gustavo, Renato Augusto está acostumbrado a jugar más retrasado cuando se lo requiere. Al mismo tiempo, le da calidad a la salida del equipo. De todos modos, hay que ver como se acomoda después de que, al igual que Tardelli, emigrara al fútbol chino.

En defensa, David Luiz está de vuelta después de haber cumplido una fecha de suspensión y será compañero de Miranda. Filipe Luis, devuelto al lado izquierdo, da mayor equilibrio en la marca que Marcelo, que no fue convocado en esta ocasión. Daniel Alves ha tenido una muy buena temporada en Barcelona y su amplia experiencia le garantiza el lateral derecho.

En la portería, Alisson es la sensación del momento. Es el más joven del equipo, pero eso de ninguna manera significa una debilidad.