Bolt, el más grande de la historia

Tras ganar el oro en la posta 4x100, el jamaiquino se convirtió en el atleta masculino con más medallas en mundiales


Usain Bolt completó su triplete en Moscú al conseguir, como miembro de la posta jamaiquina de 4x100, su décima medalla de oro en campeonatos del mundo, una hazaña que le convierte en el atleta más laureado de la historia, superando al estadounidense Carl Lewis.

Tres medallas de oro tenía que ganar en Moscú Usain Bolt para superar al Hijo del Viento. Ganó la primera en 100 metros, el domingo pasado, y la segunda en 200, el sábado. Este domingo, jornada de clausura, remató la faena conduciendo, en la última posta, a su equipo a la victoria con un tiempo de 37.36.

Estados Unidos, con Charles Silmon, Michael Rodgers, Rakieem Salaam y Justin Gatlin, fue por delante hasta mediada la tercera posta, pero cuando Nickel Ashmeade entregó a Bolt las dos grandes potencias estaban emparejadas, y a partir de ahí el Relámpago hizo el resto hasta cruzar la meta dos metros por delante de Gatlin.

Carl Lewis, velocista y saltador den largo que extendió sus dominios entre los Mundiales de Helsinki 1983 y los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, figuraba al frente del cuadro de honor de los Mundiales con 10 medallas (ocho de oro, una de plata y una de bronce). Bolt tiene ahora las mismas de oro e igual número en total, pero con dos de plata (ambas en Osaka 2007: 200m y 4x100), sin bronces.

Las bajas de Yohan Blake (lesionado) y Asafa Powell (suspendido por dopaje) habían mermado al equipo de Jamaica pero su profusión de talentos en velocidad le permite no extrañar su presencia. Nesta Carter (9.87), Kemar Bailey-Cole (9.96) y Nickel Ashmeade (9.99) habían bajado de diez segundos este año en el hectómetro.

Jamaica completó, además, un hatrick victorioso en el relevo corto, después de haber conseguido también los dos títulos anteriores. La última victoria de Estados Unidos data de Osaka 2007.

En el relevo femenino, Shelly-Ann Fraser-Pryce igualó la cosecha de Bolt en Moscú como líder del cuarteto ganador con nuevo récord de los campeonatos (41.29) y una increíble ventaja de 1.54 segundos, la más amplia de siempre, sobre el segundo, Francia (42.73), que repitió la plata de Daegu 2011.

Carrie Russell entregó el testigo a Kerron Stewart, que se lo pasó a Schillonie Calvert para que esta, con cinco metros de ventaja, se lo transmitiera a la reina de la velocidad mundial, Fraser-Pryce, que en la recta alargó de forma espectacular la brecha con las demás.

Estados Unidos, defensor del título, presentó un cuarteto de circunstancias, sin Carmelita Jeter ni la lesionada Allyson Felix, que solo fue tercero con 42.75.


Populares de la sección

Comentarios