Bolivia confía en un argentino y espera la llegada de un sueco

El rival de Uruguay aguarda la recuperación de Damián Lizio, mientras hay preocupación por la demora de Martín Smedberg

La selección de fútbol de Bolivia confía en que el argentino naturalizado boliviano Damián Lizio se recuperará de una lesión para comenzar las Eliminatorias del Mundial de Rusia 2018, pero está preocupada por el retraso en llegar a los entrenamientos de Martín Smedberg-Dalence, que juega en Suecia.

El centrocampista Lizio, del campeón Bolívar, se ha recuperado en un 90 % de una distensión de ligamentos y podría sumarse en las próximas horas a la concentración del equipo en La Paz, según un comunicado de la Federación Boliviana de Fútbol.

Debido a su lesión Lizio no fue citado inicialmente por el técnico Julio César Baldivieso, pero ahora tiene la posibilidad de completar su recuperación y ser llamado al equipo.

La Verde recibirá el 8 de octubre a Uruguay en La Paz y visitará el día 13 a Ecuador en Quito.

El cuerpo técnico de Bolivia ha decidido esperar máximo hasta el 2 de octubre la integración a la plantilla del centrocampista Smedberg-Dalence, del IFK Goteborg sueco, bajo la amenaza de excluirlo de la formación para los primeros partidos.

El jugador argumentó que se ha demorado en sumarse al equipo debido al "inminente nacimiento de un hijo", según el comunicado.

Baldivieso subrayó que "existe la absoluta necesidad de trabajar cuanto antes con la plantilla completa" y expresó su deseo de que finalmente el jugador pueda llegar a tiempo.

La selección boliviana se entrenó hoy en el estadio Hernando Siles de La Paz, situado a 3.600 metros sobre el nivel del mar, donde jugará sus partidos oficiales.


Fuente: EFE