Bolivar hizo historia y clasificó

Bolívar le ganó 1-0 a Lanús y clasificó -después de 28 años- a semifinales de la Copa Libertadores 2014

El único tanto lo marcó el delantero Juan Carlos Arce, a los 87 minutos, cuando agonizaba el partido y los nervios hacían presa del equipo local y de la hinchada local que llenó el estadio.

Bolívar enfrentará en semifinales a San Lorenzo de Argentina. El partido de ida está programado para el 23 de julio en Argentina, mientras que la revancha se jugará en La Paz el 30 de ese mismo mes.

Fue un cotejo de baja calidad técnica, típico de los encuentros en que prima el resultado más que el juego vistoso. Lanús planteó en el terreno un equipo bastante conservador que pretendía sacar beneficio de algún error del plantel local.

Bolívar, por su parte, trató de ponerse en ventaja, pero sin ejercer la presión suficiente como para asfixiar al rival. Lanús, que era el más urgido a ponerse en ventaja, copó el medio campo, pero sin abrir suficientes caminos que le llevaran con éxito a la portería boliviana.

Bolívar fue ligeramente superior en la tenencia del balón, con varias llegadas incisivas, la más peligrosa en los pies del goleador uruguayo William Ferreira, a los 37 minutos, que fue acertadamente neutralizado por el arquero granate Agustín Marchesín.

El plantel argentino, campeón de la última Copa Sudamericana, llegó al arco rival en jugadas de pelota detenida. Ortiz a los 9 minutos mandó la pelota sobre el travesaño. A los 26 una errática salida de Rómel Quiñónez estuvo a punto de provocar la apertura del marcador.

El partido ganó ritmo en el segundo tiempo. Los bolivianos salieron con mayor actitud, presionando al contendor y con mayor decisión de encontrar el gol. En una jugada individual, Leandro Somoza casi sorprende al portero Quiñónez con un remate de larga distancia cuando el guardavallas estaba ligeramente adelantado.

Lanús arriesgó más en la última parte del partido, aumentando el número de delanteros, mientras de Bolívar daba sin éxito algunos imprecisos manotazos que le condujeran a asegurar el partido. El partido se hizo ríspido en cierto momento, provocando la expulsión del defensor argentino Carlos Izquierdoz.

El gol tranquilizador llegó cuando agonizaba el partido mediante Arce. Bolívar cerraba así un magnífico capítulo de su historia, pues la última vez que había llegado a esta instancia fue en 1986, pero bajo otra modalidad en que se jugaba la Copa Libertadores.


Fuente: AFP

Populares de la sección

Comentarios