Bochorno de campeonato

El partido se suspendió a falta de siete minutos por incidentes en la hinchada de Peñarol

El bochorno de la violencia en el fútbol tocó ayer un nuevo fondo. El domingo 14 de junio será recordado como el día que los violentos impidieron que se terminara un partido. Pero no cualquiera: nada menos que la final, la fiesta máxima del fútbol uruguayo. Que el campeón no pudiera recibir la copa y las medallas, y que hicieron que el torneo se defina oficialmente en una fría oficina de la AUF. Nacional festejó igual, pero fue en el medio de un clima de confusión total, sin el trofeo y las medallas oficiales (pero con la que entrega uno de los sponsors), el juez en el vestuario y, cuando no, los dirigentes como protagonistas.

Iban 113 minutos cuando el juez Javier Bentancor pitó penal para Nacional En ese momento comenzaron a caer proyectiles desde el talud de Peñarol y el árbitro paró el partido porque no estaban dadas las condiciones.

Estadio Centenario roto

La Policía entró y hubo corridas, mientras otros "hinchas" les arrojaron decenas de butacas de plástico desde el primer anillo.

Se escucharon detonaciones y el olor a gas lacrimógeno inundó el estadio. Luego, los efectivos retrocedieron y se fueron del talud. Quedaron en la explanada de la platea América. Mientras estaban ahí, les tiraron de todo.

Iban 113 minutos cuando el juez Javier Bentancor pitó penal para Nacional En ese momento comenzaron a caer proyectiles desde el talud de Peñarol

Minutos después, el juez reanudó el partido a pedido de la Policía. Pateó Recoba, atajó Migliore, y el juego siguió. Pero enseguida, en una falta a favor de Nacional sobre la América, cuando "el Chino" iba a mandar el centro al área, fue interrumpido por la ambulancia nuevamente en la cancha, huyendo de las agresiones. El juez, al ver el vehículo, no lo dudó. Pitó lo que parecía era el final del partido, pero más tarde aclaró que lo había suspendo.

Luego llegó la confusión sobre la coronación, que se terminará de dilucidar hoy en la AUF (ver nota aparte). Fue el cierre lógico para una tarde bochornosa.

Incidentes en el centro

Ayer también se registraron incidentes en los festejos de los hinchas de Nacional en el centro de Montevideo. Según informó ayer Subrayado, hubo destrozos en tres comercios, entre ellos un supermercado que fue saqueado. En el Estadio no hubo detenidos a pesar de la gravedad de los incidentes de la hinchada de Peñarol. Afuera hubo 16 detenidos.


Populares de la sección

Acerca del autor