¿Boca cambia de casa?

El club planea construir un nuevo estadio a dos cuadras porque no puede atender a la demanda de los hinchas
Boca se enfrenta a uno de los dilemas más importantes de su historia: ampliar la Bombonera o mudarse y construir un nuevo estadio.

Para eso, ayer viernes dio el primer paso: una asamblea aprobó la compra de terrenos linderos a Casa Amarilla, el local de entrenamiento del club, a dos cuadras del estadio. Son cuatro manzanas en las que el club maneja la posibilidad de construir un nuevo escenario para 80 mil personas.

Por supuesto, la posibilidad de abandonar La Bombonera indigna a miles de hinchas. Se trata de uno de los estadios más icónicos del planeta, reconocido como una de las canchas donde más se siente el apoyo de la hinchada, debido a que, por su construcción en forma de caja, el piso parece temblar cuando todo el estadio canta.

Boca se enfrenta a un problema de números: con la capacidad actual de 49 mil personas, el estadio está siempre lleno y muy lejos de poder recibir la permanente demanda de sus más de 70 mil socios.

Las chances de ampliación son limitadas. Enclavada en el barrio de La Boca, las manzanas linderas tienen cientos de casas, por lo que comprar esos terrenos es casi imposible. El problema de la Bombonera es uno de los secretos de su éxito: sin espacio para crecer, la tribuna oficial es una pared de palcos, acompañada de una pequeña platea. Eso le da una acústica única, pero también limita su crecimiento.

La situación se agrava si se tiene en cuenta que, para los próximos años, todos los estadios de Argentina deberán adaptarse a las normas FIFA, que exigen el 100% de los espectadores sentados. El poco espacio hace que las tribunas de la Bombonera sean muy empinadas y la gente vea los partidos de pie. Una remodelación achicaría la capacidad hasta las 34 mil personas. Y eso teniendo en cuenta la actual normativa que impide a los visitantes concurrir a los partidos. Si volvieran, la posibilidad de socios de ir a la cancha se reduciría aún más.

El presidente Daniel Angelici no ha escondido la idea: de hecho, fue uno de los principales ejes de su campaña presidencial. "Hay hinchas que no pueden ir a la cancha. La Bombonera es única y se va a quedar como está. Tenemos proyectos de empresas que la quieren techar para realizar diversos eventos musicales y deportivos. Nosotros proponemos hacer un estadio adicional para 80 mil espectadores, bien moderno y lo más parecido a la Bombonera, pero corrigiendo los déficit que tiene. Por ejemplo: hoy cuesta mucho mantener el campo de juego porque las napas del río están muy cerca y entonces está siempre húmedo y no tiene la circulación de aire suficiente. Igual, es un tema muy sensible y haremos un plebiscito".

Todas las encuestas manejan la negativa de los hinchas. De todos modos, el club aprobó ayer la compra de los terrenos linderos para un Plan de desarrollo urbano y social, que incluye la construcción de una biblioteca y obras para la comunidad, pero que no excluyen la posibilidad del estadio.

Ante todo, los hinchas están expectantes. Y una parte importante de la historia del fútbol mundial está en juego.

Populares de la sección