Blatter salió al cruce de los últimos actos racistas en el fútbol

El presidente de FIFA respondió a los dichos del italiano Arrigo Sacchi, que lo “impactaron”, y condenó a los hinchas de Chelsea en París

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, afirmó estar "impactado" por los comentarios del italiano Arrigo Sacchi sobre la presencia de jugadores de raza negra en las categorías inferiores de los clubes de su país y afirmó que "el orgullo y la dignidad no son una cuestión del color de la piel".

"El orgullo y la dignidad no son una cuestión del color de la piel. Impactado por los comentarios de Arrigo Sacchi. Parémoslo", escribió Blatter en su cuenta de "Twitter" en alusión a las palabras que hace dos días pronunció el exseleccionador italiano durante una ceremonia de entrega de premios en Italia.

Sacchi afirmó que "Italia está perdiendo la dignidad porque hay demasiados jugadores negros que juegan en sus categorías inferiores".

"Yo no soy racista (...), pero creo que hay demasiados jugadores negros, también en las categorías inferiores. Italia no tiene dignidad, no tiene orgullo, no puede haber un equipo con 15 extranjeros", agregó.

El presidente de la FIFA también condenó los incidentes ocurridos anoche en París, donde un grupo de presuntos hinchas del Chelsea empujaron a un hombre de raza negra para evitar que subiera a un vagón del metro, antes del partido de la Liga de Campeones entre el París Saint-Germain y el equipo inglés, que acabó con empate a uno.

"También condeno las acciones de un pequeño grupo de aficionados del Chelsea en París. No hay lugar para el racismo en el fútbol", agregó Blatter en su "Twitter".

La grabación de los incidentes, realizada anoche en teléfono móvil por un ciudadano inglés que presenció los hechos desde el andén, revela cómo los hombres impiden repetidamente que la persona de raza negra entrara en el vagón, en la estación de Richelieu-Drouot, en el centro de la capital.

De fondo se oyen gritos de "Chelsea, Chelsea, Chelsea" y también "somos racistas y así nos gusta", mientras los presentes presencian estupefactos el suceso, incluida la víctima, que educadamente intenta en varias ocasiones penetrar en el vagón.


Fuente: EFE

Populares de la sección

Comentarios