Bienvenido a Alemania

El debut oficial de Josep Guardiola como técnico de Bayern Múnich no fue el mejor y así lo recibieron los rivales

Borussia Dortmund le arrebató el sábado la Supercopa alemana al Bayern del español Pep Guardiola en un gran partido que se sentenció con un espectacular 4-2 para los dirigidos por Jürgen Klopp, que se cobraron la revancha de la derrota en la final de la Liga de Campeones la temporada pasada.

El Dortmund tuvo el mejor comienzo y le puso su sello al partido con su acostumbrada presión sobre la salida del contrario, con la reducción de espacios en todo el campo que hace difícil el desarrollo del juego del equipo rival y con sus arremetidas ofensivas en el momento de recuperar la pelota.

Bayern, que tuvo que prescindir del meta titular Manuel Neuer y del francés Franck Ribery por lesión, por momentos no parecía un equipo dirigido por Pep Guardiola, puesto que se veía obligado con frecuencia a recurrir a los pelotazos largos para tratar de salir de la presión del Dortmund.

Atrás, además, hacía agua de cuando en cuando, con un Thiago Alcántara encargado en solitario de la contención en el centro del campo, lo que le venía como anillo al dedo a jugadores como Marco Reus o Jakub “Kuba” Blaszczykowski.

El Dortmund abrió el marcador en el minuto 6, con un gol de Reus tras una cadena de errores bávaros que culminó en un error del meta Tom Starke, que manoteó a medias un balón que debió ser suyo y lo dejó en la cabeza del internacional alemán que marcó sin problemas.

La jugada había empezado con una pérdida de balón de Bayern en la propia mitad, lo que correspondía a la tónica general del partido.

Después Bayern se sacudió un poco y tuvo dos buenas ocasiones en los pies del suizo Xerdhan Shaquiri, primero con disparo desde fuera del área en el minuto 10 y luego en el 18 con remate desde corta distancia ante el que el meta Roman Weidenfeller reaccionó con una gran parada con un pie.

Al comienzo del segundo tiempo, Bayern logró el empate parcial con un remate de cabeza de Arjen Robben en el 55 a centro de Lahm pero enseguida volvió a verse en desventaja cuando Daniel Van Buyten marcó en propia puerta.

Un minuto después, Gündogan, tras jugada individual, hizo el tercero para el Dortmund con remate desde el borde del área.

Los dos goles en 2 minutos significaron un golpe para Bayern que, sin embargo, logró sacudirse en el minuto 64 cuando Robben, otra vez tras un centro de Lahm, logró el descuento.

A los 86 llegó la puñalada final en una jugada iniciada por Lewandowski, quien puso a correr al gabonés Pierre Aubameyang por la derecha. El nuevo fichaje del Dortmund, ante la salida de Starke, tiró al pase de la muerte para que Reus definiera con el arco vacío. “Bienvenido a Alemania, Pep”, disfrutó la tribuna del ganador.

“Ganaron 4-2 y tengo que aceptarlo pero no tengo la sensación de que hayan sido mucho mejores que nosotros”, dijo Guardiola después del partido.

“Ahora tenemos una semana para preparar el comienzo de la Bundesliga y corregir nuestros pequeños errores”, indicó.

El debut soñado de Pep Guardiola de manera oficial no llegó. Se quedó por el camino y su equipo se vio superado en un verdadero partidazo por un Borussia Dortmund monumental que se llevó el primer título de la temporada.


Populares de la sección

Comentarios