Berdych igualó la serie ante Argentina

El checo le ganó a Mónaco en cinco sets, con lo que ahora están 1-1; el sábado se juega el dobles

Juan Martín del Potro, cuidando su muñeca izquierda lesionada, ganó su punto y Juan Mónaco perdió el suyo con lo cual la serie entre Argentina y República Checa quedó el viernes 1-1 en las semifinales de la Copa Davis.

Del Potro, nave insignia del equipo y que debido al problema en la muñeca no pudo usar bien su revés, venció 6-4, 6-4, 6-2, a Radek Stepanek y luego Mónaco perdió 6-1, 4-6, 1-6, 6-4, 6-4 con Tomas Berdych, con lo cual el finalista recién se conocerá el domingo con los duelos de individuales invertidos.

Con estos resultados, Del Potro (8 del mundo) tiene dos victorias y tres derrotas con Stepanek (40), mientras que Mónaco (11) fue derrotado en sus seis duelos con Berdych (6).

En doble del sábado sería entre los argentinos Carlos Berlocq-Eduardo Schwank con Lukas Rosol-Ivo Minar, aunque los capitanes de ambos equipos podrían hacer cambios de jugadores hasta una hora antes del partido.

Tardó un poco en tomarle la mano al partido, pero cuando lo hizo, Del Potro se encaminó a una cómoda victoria ante un Stepanek al que sólo le había ganado una vez sobre tres enfrentamientos.

El duelo se pareció al juego entre el gato y el ratón, en este caso encarnado por un argentino que no pudo ser cazado y que además puso de espaldas a su potencial verdugo.

Resultó evidente que Stepanek buscó en forma permanente el revés de Del Potro, quien en general trataba de devolver con una mano o bien lo hacía con slice, ya que estuvo a punto de no jugar este partido por una distensión de ligamentos en su muñeca izquierda. Su clásico golpe de revés es plano y a dos manos.

Una prueba de que Del Potro cuidó su muñeca la dan los números: Del Potro, campeón del Abierto de Estados Unidos 2009, sólo metió tres golpes ganadores de revés, contra nada menos que 11 del checo en ese partido de 2 horas 41 minutos.

"Entré a jugar para agradecerles el apoyo y el cariño que tuvieron para conmigo", dijo Del Potro, emocionado hasta las lágrimas, por los altavoces del estadio, mientras una rugiente multitud agitaba banderas celestes y blanca y cantaba "¡Olé, Olé Olé, Depooo, Delpooo!".

El argentino dijo luego que terminó con su muñeca izquierda "toda dolorida" y que le resultó "frustrante no poder hacer daño con todos los tiros posibles", aludiendo a que casi no usó su revés a pleno.

Pero Stepanek puso en duda que el argentino haya jugado lesionado.

"Yo lo vi absolutamente sano, como una persona entera", destacó el checo. "Armó un poquito de revuelo antes de la Copa Davis, pero no parecía lesionado", agregó Stepanek, que además calificó al público argentino de "muy ruidoso" y por momentos "irrespetuoso".

Mónaco, por su parte, había arrancado en desventaja pero luego se recuperó para ponerse 2-1 arriba ante un Berdych que viene de ser semifinalista en el Abierto de los Estados Unidos tras derrotar a Roger Federer.

Pero el checo dio vuelta la serie: en el set decisivo llegó a ponerse 4-0 y Mónaco se dio una doble luz de esperanza: primero le quebró el servicio y luego se quedó con el suyo, en esta serie sobre superficie de arcilla en el Parque Roca ante unas 12.000 personas, entre las cuales estaba Diego Maradona, quien por momentos alentó como un hincha más.

Pero luego la suerte de Mónaco quedó sellada ante un Berdych que le sacó el jugo a sus 42 golpes ganadores, entre ellos 29 de derecha, contra un total de 30 del argentino.

El ganador de entre argentinos y checos jugará la final en noviembre con el que salga airoso en la otra semifinal, en la que el campeón España tomó ventaja como local 2-0 sobre Estados Unidos.

Argentina busca ganar su primera Ensaladera de Plata tras haber perdido cuatro finales.


Populares de la sección

Comentarios