Bengoechea: "Hay mucho apuro para que no se juegue"

El DT aurinegro criticó que no se hayan jugado los últimos siete minutos del clásico; también habló de Forlán, Pacheco y Diogo
El entrenador de Peñarol Pablo Bengoechea se quejó este miércoles, en una entrevista con Último al Arco que se emite por Sport 890, que no se hayan jugado los últimos siete minutos del clásico ante Nacional en el que los tricolores se coronaron campeones uruguayos.

"Hay mucho apuro para que no se juegue. Lo siento siempre. No solo en este caso. En Peñarol-Cerro también. El fútbol se tiene que jugar. Los uruguayos pasamos hablando de hazañas. A Cerro no lo dejaron jugar los minutos que faltaban. El jugador uruguayo no se entrega nunca y hasta que no termina, no se lo da por perdido, es lo que me enseñaron toda la vida", dijo el Profesor.

"El club me manifestó lo que iba a pasar y el martes de mañana me confirmaron que no se iban a jugar los siete minutos y el fallo que se iba a dar. El entrenamiento era a las 10. No soy tanto para hacer entrenar a los chicos", afirmó.

Bengoechea reconoció que Nacional fue superior, pero dijo que se quedó con la sensación de que se pudo lograr una remontada hazañosa.

"Tuve esa sensación más con el penal que con cómo se dio el partido. El partido se jugó casi todo en campo de Peñarol, más allá que no recuerdo chances claras de Nacional, aunque sí recuerdo el dominio. En el segundo tiempo si bien no le encontrábamos la vuelta al partido hubo jugadores que empezaron a crecer como Píriz, Aguiar o Nahitan. Se empezó a ver un cierto entusiasmo, de la cancha a la tribuna. Después sin crear ocasiones de gol convertimos dos goles. Empatarlo fue algo emotivo, no fue una hazaña, pero se lo agradecí a los jugadores", admitió.

"En el alargue el partido continuó en campo de Peñarol pero sin chances de gol, la única que hubo fue el tiro libre del Chino que era bastante lejos", agregó.

El caso Diogo

"Creo que Diogo en el clásico no era Diogo. A la 1 de la mañana estaba sin poder dormir, a las 4 se fue de Los Aromos a la Española por el nacimiento de su hijo. A las 9 volvió. Durmió hasta 11.30. No lo podía sacar por haber sido papá, no me sentí con la capacidad como para no ponerlo. Diogo no fue el mismo de los otros partidos", explicó.

La pretemporada

Bengoechea ratificó que la pretemporada no se llevará a cabo en Los Aromos porque se realizarán obras para mejorar la concentración.

"Empezamos el 1º de julio donde al club más le convenga. Tenemos que ir a un lugar cómodo, y si le sirve económicamente al club no hay problemas en jugar un clásico", dijo sobre la posibilidad de jugar el 15 o 16 de julio en Miami ante Nacional por un cuadrangular internacional.

La llegada de Forlán

"Con Diego ya hablamos hace dos semanas, me confirmó que venía y las puertas del club están abiertas. Falta que se arregle su contrato", indicó.

Pero Bengoechea fue claro que el plantel se armará en torno a la figura de Forlán: "El plantel se arma sabiendo que hay un jugador de su jerarquía y hay que armarlo pensando en las posiciones que nos faltan".

"No me imagino a Diego de suplente en Peñarol, lo imagino en un rol importante. Voy a armar el sistema en base al jugador. Diego es un segundo punta. Si jugamos 4-2-3-1 jugará atrás del punta. No es referencia de área ni para jugar por una banda. Su gran virtud es la de tener muchísima movilidad, leer el juego y pegarle muy bien a la pelota", afirmó.

¿Pacheco sigue?

"Será de común acuerdo, lo hablaré primero con la directiva y después con el Tony", dijo.

"Hay que tratarlo como un caso excepcional. Quedamos para hablar después del campeonato", agregó.

Y dio una pista: "A mí, si me tocaba perder, me quedaba para buscar revancha y estaba para dar la cara, pero si me tocaba ganar me iba al otro día para que no se me viera más la cara".

Populares de la sección