Beckenbauer, ¿rey sin corona?

La investigación de la Federación Alemana, por sobornos en el Mundial de 2006, amenaza con salpicar a un histórico como Franz Benckenbauer

La investigación encargada por la Federación Alemana de Fútbol (DFB) al bufete de abogados Frehfields apunta a que en el proceso de concesión del Mundial 2006 hubo al menos planes de soborno que amenazan con salpicar a Franz Beckenbauer, actualmente investigado por la FIFA.

Según el diario "Süddeutsche Zeitung", el bufete de abogados ha encontrado un preacuerdo firmado por Beckenbauer, como presidente de la candidatura alemana, e ideado por su asesor, Fedor Radmann, con el trinitense Jack Warner, presidente de la CONCACAF en el momento de la elección de la sede en el año 2000.

Radmann fue la eminencia gris de la candidatura alemana para el Mundial mientras que Beckenbauer era el rostro visible.

El preacuerdo apuntaba a una amplia cooperación con la CONCACAF, lo que, según el diario, recuerda el modelo de negocios de Warner, suspendido a perpetuidad por la Comisión de Ética de la FIFA desde el pasado septiembre e investigado por la fiscalía de Estados Unidos por posible corrupción y enriquecimiento ilícito.

Warner solía, a través de su influencia como presidente de la CONCACAF y vicepresidente de la FIFA, asegurarse derechos de transmisión de partidos y contingentes de entradas que luego vendía en beneficio propio, de acuerdo a los datos desvelados en la investigación.

El preacuerdo que se ha encontrado, según el diario, tenía que ver con partidos amistosos y con entradas y podría apuntar en esa dirección.

El Mundial 2006 fue concedido en el año 2000 a Alemania, cuya candidatura se impuso a la de Sudáfrica por 12 votos a 11. En la votación el representante de Nueva Zelanda, Charles Dempsey, se abstuvo, según desveló días después, tras recibir varias amenazas.


Populares de la sección