Bava golpeó a un coracero y pasó la noche detenido

El arquero de Nacional declara esta mañana por la agresión que le propinó a un efectivo policial una vez terminado el partido ante Peñarol

El arquero de Nacional, Jorge Bava, pasó la noche detenido en la Seccional 9a y esta mañana declara ante la Justicia por agredir a un efectivo policial una vez terminado el partido clásico.

Luego de finalizado el encuentro los jugadores de Nacional arremetieron contra el árbitro Christian Ferreyra para protestar por alguna incidencia de juego. En ese instante la guardia policial cubrió a la terna al tiempo que llegaban cada vez más futbolistas. En determinado momento, y, aparentemente, sin mediar palabra ni agresividad por parte de los efectivos de seguridad, el golero de Nacional Jorge Bava lanzó un golpe de puño a uno de los coraceros, que quedó tendido en el campo de juego.

El desconcierto fue generalizado. Y mientras las protestas continuaban, el único jugador tricolor preocupado por la salud del policía era Andrés Scotti.

Entre los más nerviosos en su reclamo contra el juez del partido estaban Sebastián Taborda y Alexander Medina.

El cuerpo técnico de los tricolores, encabeza por el técnico Gustavo Díaz, que había encendido la chispa al ser expulsado y tardar varios minutos en acatar la decisión de Ferreyra, llegó para sacar a sus jugadores del lugar.

El agente se repuso y abandonó la cancha con sangre en el labio inferior producto de la agresión de Bava.

Enseguida, uno de los guardias que estaba en el terreno de juego solicitó que se tomaran medidas con el agresor. Acto seguido, una docena de coraceros rodeó la puerta del camarín tricolor a la espera de la salida del golero Bava con el fin de llevarlo detenido.

Cuando salió del vestuario el jugador, acompañado por varios dirigentes, entre los que se encontraba el abogado Alejandro Balbi, fue trasladado por las fuerzas policiales a la Seccional 9a.

En el clásico anterior, Bava se la agarró con el capitán de Peñarol, Darío Rodríguez, a quien le gritó: “Llamame, cagón”, mientras sostenía la pelota con una mano y con la otra realizaba el gesto del teléfono. “Callate la boca”, le había respondido Rodríguez.

A la salida del Centenario, el técnico de Nacional, Gustavo Díaz, comentó sobre la incidencia que determinó su expulsión.

“Nosotros afuera tenemos que mantener mucho más la tranquilidad, hay una protesta por cómo se dirigía Ferreyra a algunos futbolistas, pero no es excusa, nosotros debemos mantener la tranquilidad. No estuve bien en la protesta”.

Consultado sobre si los jugadores reaccionaron por su actitud, comentó: “Los jugadores fueron a hablar normalmente en un partido clásico, que es más caliente que un partido normal. Fue lo que vieron todos. Es lo que pasa normalmente, lo que sucede en un partido, pero no fue por mi actitud”.

Cuando le dicen que el golero Jorge Bava agredió a un policía comentó: “No vamos a hablar, vamos a esperar que se resuelva, vamos a hablar solo de la parte de fútbol”.

El presidente de Peñarol, Juan Pedro Damiani, se limitó a decir: “Es un llamado de atención”.

Piña de Bava al coracero

Populares de la sección

Comentarios