Batalla con fondo político

Macri y Tinelli se enfrentan a Moyano por el futuro del fútbol
La crisis en la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) estalló en el peor momento. Mientras la selección se prepara para debutar en la Copa América, la batalla política es descarnada y hasta puso en riesgo la participación del equipo albiceleste en el torneo, algo que finalmente fue desestimado ayer.

"Nadie intervino la AFA ni nos van a sacar de la FIFA", dijo ayer el presidente de la AFA, Luis Segura. "No tengo ninguna idea de renunciar y no hay ninguna posibilidad de que Argentina no juegue la Copa América, ni que se suspenda el fútbol o que Boca no juegue la Libertadores", dijo.

Moyano vs Tinelli y Macri

El martes se desató un nuevo capítulo con el nombramiento de dos veedores de la Inspección General de Justicia (IGJ) y la suspensión de los comicios previstos para el 30 de junio.

En esas elecciones el candidato máximo es Hugo Moyano, líder de la Central General de Trabajadores (CGT) y del poderoso sindicato de camioneros. Opuesto al presidente Mauricio Macri, significaría un enorme aumento de poder. Moyano representa a un amplio sector de clubes pequeños, que se oponen a las intenciones a un movimiento de clubes "grandes", encabezados por Boca, River, San Lorenzo y Racing.

Boca, San Lorenzo, Racing y River pretenden crear una "Superliga", con modelo de estructura gerencial al estilo de España, Alemania o Francia. Nadie se opone, pero la mayoría de las entidades chicas teme que los grandes redistribuyan los ingresos quedándose con la mayor parte.

La AFA respondió con un comunicado según el cual las elecciones a presidente del 30 de junio siguen en pie. "El dictamen de la IGJ no se halla firme", dijo la institución rectora del fútbol. Moyano redobló la apuesta, al afirmar que la medida de la IGJ "es una intervención encubierta". "Quieren quedarse con el manejo del fútbol. Hace dos años que la administración de AFA la tienen Daniel Angelici (presidente de Boca) y Matías Lammens (presidente de San Lorenzo)", dijo Moyano.

Angelici es un conocido operador judicial y deportivo del presidente Mauricio Macri y Lammens la mano derecha de otro candidato a la presidencia, el animador de televisión Marcelo Tinelli.

De esa manera, la intervención judicial se ve como una maniobra de los "grandes" para evitar una elección casi perdida, con el aval del gobierno.

Sin embargo, desde el ala de los "grandes" también tienen sus argumentos. La justificación de la intervención está en una causa judicial que investiga el desvío de fondos en el programa "Fútbol para todos", por el cual el gobierno es dueño de los derechos de tv del fútbol.

El rol de FIFA

En el medio de la batalla política, un punto aparece sensible: el riesgo de que la FIFA reaccione ante una posible intervención del gobierno y sancione a la AFA retirando a sus equipos de torneos internacionales.

Muchos ven la estrategia de los veedores como una forma que buscaron los "grandes" para evitar una sanción de FIFA y, por el contrario, sumarla de su lado. Proponen crear una comisión con participación de FIFA y Conmebol que analice los resultados de la investigación de los veedores, entendiendo que el gobierno de la AFA -aliado al sector de Moyano- caerá por su propio peso.

"No estamos evaluando la intervención", afirmó de su lado Sergio Brodsky, director de la IGJ. Brodsky es considerado un hombre de estrecha vinculación con Angelici. Pero Damián Dupilliet, secretario de AFA, dijo a la radio Once Diez que "esto es una intromisión en la vida institucional de la AFA, que expresamente está sancionada y muy duramente por la FIFA y la Conmebol".


Populares de la sección