Barranca abajo

La del Apertura fue la peor campaña de Danubio en 15 años

Lejos está en el tiempo. El Danubio de Ildo Maneiro, de 1988: el de la batuta de Pompa Borges, Edi Suárez y Polillita Da Silva. Lejos aparece 2004, el de Pelusso y la final agónica ante Nacional, con el gol de Perrone en Jardines para el segundo Campeonato Uruguayo. Y el de 2006/07, con dominio absoluto tanto del Apertura como el Clausura, con Gustavo Matosas en el banco y el Coco Conde, Gargano, Nacho González, Pablo Lima, Salgueiro y Grossmüller, entre muchos.

Hoy Danubio transita por otras horas. El equipo concluyó último en el Apertura, con 9 puntos en 45 posibles, un solo triunfo. Es la peor actuación del equipo de la diagonal negra, en un torneo corto en los últimos 15 años. Solo superada por la realizada en el Clausura de 1997, en el que también fue último con cuatro puntos en 11 partidos y sin victorias.

La historia de Danubio en lo que es esta su temporada número 68 en Primera desde que debutó en 1948 indica que tuvo únicamente dos caídas a la Segunda división: en 1959 y 1969. El 29 de noviembre de 1959, por la última fecha del Uruguayo, Danubio cayó ante Liverpool 1-0 en Belvedere en partido suspendido a falta de 35 minutos para el epílogo por incidentes entre parciales. Liverpool fue declarado ganador por lo que Danubio perdió la categoría. De todos modos, sus presencias en el ascenso fueron pasajeras. En 1960 fue campeón (ese año no pudo jugar ningún partido como locatario por la sanción de los incidentes del citado encuentro) y regresó a Primera. La misma situación se dio cuando cayó a la Primera B en 1969; al año siguiente logró el ascenso como campeón.

El rápido regreso a la divisional mayor potenció a Danubio en la misma que, a no ser por una floja campaña en 1979, en la que concluyó antepenúltimo, no pasó apremios en cuanto a mantener la categoría.

A mediados de los años de 1990 la historia fue otra. Tras una floja campaña en 1994 y un irregular Apertura de 1995, en dicho año Danubio escapó al descenso por un punto. En la penúltima fecha del Clausura le ganó 2-1 a Basáñez en La Bombonera con dos goles, ambos de penal, de Julio Rodríguez para el vencedor y de José Batlle Perdomo para los rojinegros, en partido intenso que arbitró Julio Matto. Con ese triunfo Danubio superó la línea de Basáñez en el descenso y, tras ganar 2-0 a Progreso en la última fecha, evitó bajar por una unidad, y lo hizo Basáñez luego de caer tras dos juegos de desempate con Rampla Juniors.

Tras el susto de 1995, el magro Clausura de 1997, en el que no ganó un partido y un mal Apertura en 1998, nuevamente dejaron a Danubio en zona baja en la clasificación del descenso de la temporada 1998, pero finalmente mantuvo la categoría con cierta holgura a expensas de Villa Española y Wanderers, equipos que debieron descender.

El descenso no ha sido habitual en la historia del elenco de Danubio. En la actualidad el equipo de Jardines tiene un colchón de puntos más que importante en esa tabla: tiene 61, 15 más que Fénix, el último de los equipos en dicha clasificación que no duplica puntaje. Pese a ellos y al colchón de 15 puntos, espera hacer un buen Clausura para olvidar el mal inicio del torneo y poder dormir con tranquilidad en 2013.


Fuente: Gustavo Martín

Populares de la sección

Comentarios