Barra de Independiente llevó comida de perro para los jugadores

Los barrabravas del rojo lograron su cometido e hicieron renunciar al presidente Javier Cantero, hecho que celebraron en la sede con bombos, platillos, fuegos artificiales. Dejaron escobas y alimento de animales para el plantel

La semana pasada la barrabrava de Independiente desembarcó y acampó en la puerta del country donde vive el presidente Javier Cantero exigiendo su renuncia. Otros se fueron a la sede y se encadenaron. Y luego de dar una pelea desigual, sin respaldo y con un club sumido en una profunda crisis, Cantero renunció.

La barra tomó el alejamiento como una fiesta. Se fueron a la sede con bombos, platillos, sombrillas y hasta fuegos artificiales para celebrar.

Pero no fue lo único que llevaron. En la puerta dejaron una bolsa de comida para perros con un cartel que decía: “Para los jugadores profesionales”. En el lugar se vio al jefe de la barra brava, Pablo Bebote Alvarez, poner escobas con otro cartel: “Cantero, no te las olvides”, en una manera irónica de recordar la asunción del ex presidente, quien llegó a Independiente diciendo que iba a limpiar todo.

Cantero tenía el destino marcado. Cuando llegó al club lo hizo decidió a dar la lucha ante el poder dominante de la barra. Se metió en un camino plagado de piedras. Lo amenazaron, lo fueron a buscar a su casa, invadieron una asamblea, pidieron su renuncia.

Y el hombre finalmente se cansó. La barra ganó la batalla y Cantero renunció en medio de un escándalo, con un club sumido en una crisis económica que lo llevó a pedir un plan de “salvataje”, el equipo perdió la posición de ascenso y ya son 15 los dirigentes que renunciaron a sus cargos.


Populares de la sección

Comentarios