Barcelona y su presidente imputados por fraude fiscal

El club catalán y su titular serán investigados por un presunto fraude en el marco del fichaje de Neymar

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha pedido hoy al juez Pablo Ruz que impute al presidente del FC Barcelona, Josep María Bartomeu, por un delito fiscal en el ejercicio 2014 -se calcula un fraude de 2,8 millones de euros-, del que también tendría que responder el Barça como persona jurídica.

Así lo ha pedido hoy el fiscal José Perals en el escrito en el que solicita a Ruz que concluya la instrucción del llamado caso Neymar y lleve a juicio al Barça por dos delitos fiscales como persona jurídica, así como a su expresidente Sandro Rosell, por esos mismos delitos y otro delito societario.

El fiscal, que ha adoptado esta decisión tras recibir un informe de la Agencia Tributaria que acredita la comisión de tres delitos fiscales por parte Rosell y al Barça, ha detectado, además, un fraude de 2.845.700 euros por parte del club en el ejercicio 2014 en relación al fichaje de Neymar.

A la vista de ese posible nuevo delito, el fiscal reclama a Ruz que abra una investigación aparte sobre este asunto para no entorpecer un rápido enjuiciamiento por el fraude a la Agencia Tributaria detectado en los años 2011 y 2013 en relación al fichaje de Neymar, por el que ya están imputados el expresidente Sandro Rosell y el Barça.

Perals pide de este modo al juez que impute en esa pieza separada a Bartomeu y al FC Barcelona por un delito fiscal y que requiera al club "los certificados de retenciones de las cantidades" analizadas por la Agencia Tributaria.

Según el informe de la Agencia Tributaria, el Barça dejó de pagar a Hacienda 2,6 millones de euros por los 5 millones que derivan "del contrato de reconocimiento de incumplimiento del contrato de 2011 por el FCB, firmado en Barcelona el 3 de junio de 2013" por el que el club reconocía la obligación de pago a Neymar de 40 millones de euros.

A ese contrato se le añadió el 31 de julio de 2013 una adenda de modificación de las fechas de pago, estableciéndose cómo último pago esos 5 millones el 30 de enero de 2014.

El fiscal entiende que el Barça estaba entonces obligado el pasado año a "practicar la retención a cuenta por el IRPF, pues el jugador ya es residente fiscal en España en ese año", y según Hacienda el club no ha hecho esa retención, cifrada en 2,6 millones.

Además, Perals indica que el Barça también dejó de pagar en 2014 234.000 euros de los 900.000 por temporada derivados del contrato de imagen y otros 11.700 euros por los 22.500 que según el contrato de representación debe abonar el club al agente de Neymar, en este caso su padre.

Todas esas cantidades suman un total de 2,8 millones defraudados en 2014 "a la Hacienda Pública por el FC Barcelona y por sus actuales dirigentes, siendo el presidente del club Josep María Bartomeu", concluye el fiscal.


Fuente: EFE

Populares de la sección

Comentarios