Barcelona se mira en el espejo de Real Madrid

En las últimas temporadas -y sobre todo, en esta– el conjunto catalán dejó atrás a los juveniles de La Masía y apostó –como su rival eterno– a las estrellas de afuera

La política de contrataciones que lleva a cabo en los últimos tiempos Barcelona, lo acerca mucho a la que ha sido la de su archirrival, Real Madrid, que, por ejemplo, en la temporada pasada solamente por el galés Gareth Bale pagó € 100 millones.

Lejos de lo que habían sido los años anteriores en los que se apostaba a La Masía, la eterna escuela y centro de formación de futbolistas juveniles entre los que salieron –solamente contando los últimos más conocidos– jugadores como Lionel Messi, Xavi Hernández, Cesc Fabregas, Carles Puyol, Sergio Busquets, Gerardo Piqué, Jordi Alba, Pedro Rodríguez y Andrés Iniesta, entre tantos otros, el club catalán cambió radicalmente de posición. Hasta el mismísimo Pep Guardiola fue formado allí como futbolista.

Por citar algún ejemplo de ese cambio total, para la temporada que terminó hace muy poco, Barcelona contrató al brasileño Neymar en un pase que se habló primero que fue por € 57 millones, pero con el paso del tiempo se supo que fue por € 95 millones, lo que hizo que renunciara el presidente anterior de los culés, Sandro Rossell.

Aquella referencia mundial para todos los clubes como aún lo sigue siendo La Masía, de a poco va perdiendo peso con la globalización y con el hambre de contratar a futbolistas extranjeros.

Algo a lo que Real Madrid sí está acostumbrado desde hace muchísimos años justamente porque no tiene un fuerte en lo que tiene que ver con la política de juveniles.

Reconocida como una de las escuelas futbolísticas más importantes del mundo, La Masía le va dejando lugar a los cambios.

Ya se habló de lo que sucedió con Neymar el año pasado cuando el brasileño llegó a Barcelona por una cifra astronómica.

En lo que va de este período de fichajes para la próxima liga española, el conjunto catalán ya compró a cuatro futbolistas, entre ellos, el delantero uruguayo Luis Suárez. Entre todos ellos gastó nada menos que € 122,5 millones, algo así como US$ 166 millones.

Al salteño hay que agregarle dos arqueros –el alemán Ter Stegen de 22 años comprado a Borussia Mönchengladbach y Claudio Bravo, quien llegó de Real Sociedad– y el volante croata Ivan Rakitic, quien se coronara campeón de la pasada edición de la Europa League.

A ello hay que sumarle el interés que existe por otros tantos futbolistas para que puedan llegar al club antes del comienzo del campeonato. Algunos de ellos son los siguientes: Reus y Gündogan de Borussia Dortmund, el Kun Agüero de Manchester City, Marquinhos de Paris Saint-Germain y hasta el Pipita Higuaín de Napoli.

A diferencia de Barcelona, Real Madrid, gastador histórico por excelencia, hasta el momento lleva gastados “solamente” € 30 millones en la contratación del todoterreno alemán Toni Kroos, quien se acaba de coronar campeón del mundo con su selección en Brasil.

Claro que es imposible que los merengues se queden solo con esa contratación. Distintos medios españoles ya dan como un hecho la llegada del colombiano James Rodríguez –autor del mejor gol del Mundial, ante Uruguay y para muchos, el mejor jugador del certamen- y no le quitan el ojo de encima a Radamel Falcao, al chileno Arturo Vidal y al francés Paul Pogba, electo el mejor jugador joven de Brasil 2014.

En tanto, solamente con lo que tiene ahora el conjunto catalán se puede pensar en un ataque con Ivan Rakitic, Andrés Iniesta, Lionel Messi, Neymar y Luis Suárez. Increíble.

Y algo similar se puede calcular del otro lado de la cancha cuando enfrenten a Real Madrid con el portugués Cristiano Ronaldo como abanderado.

Claro que el uruguayo deberá estar tres meses y poco más fuera de las canchas, pero en él están depositadas las mayores expectativas y por él se jugó el club que pagó un monto de € 81 millones. Un platal.

A toda esta pléyade de futbolistas que compró el equipo culé, hay que sumarle la del “Messi croata”, un botija que jugaba en Dinamo Zagreb y que fue adquirido hace meses por la institución blaugrana en € 2,2 millones con apenas 17 años: Alen Halilovic.

El pasado 18 de junio cumplió los 18 y ahora, luego de esperar unos 120 días, comenzó a hacer la pretemporada con su nuevo club y justamente el sábado jugó su primer partido ante Recreativo Huelva ganando el Trofeo Colombino.

Todo indica que el flamante técnico blaugrana, Luis Enrique, va a contar con él para la temporada que comienza en poco más de un mes.

Las ventas
Justo es decir que Barcelona ha vendido muy bien en este período de pases, lo que también ayudó y mucho a comprar como se compró.

Por ejemplo, colocó solamente a dos futbolistas, pero nada menos que por € 71 millones: cobró € 38 millones por el chileno Alexis Sánchez –quien se fue a Arsenal de Inglaterra- y  € 33 millones por Cesc Fabregas, quien retorna a la Premier League, pero ahora, para defender a Chelsea.

Además, se fue a préstamo el joven Cristian Tello –otro que salió de La Masía– de 22 años, a Porto, que puso encima de la mesa € 2,2 millones para poder contar con él, más una opción de compra en caso de que tengan la intención de hacerlo en el futuro.

Como contrapartida, Real Madrid colocó al joven delantero de 21 años Álvaro Morata en Juventus a un precio interesante para un jugador que se vio poco: € 20 millones.

Los dos son los más grandes de España, pero hasta ahora se diferenciaban bastante en la política de compras de futbolistas. El que derrochaba pesetas primero, dólares y euros después, era Real Madrid. Ahora parece que Barcelona va por el mismo camino en busca de la excelencia en la cancha.


Populares de la sección

Comentarios