Barcelona, ¡no todos son PSG!

Juventus goleó 3-0 a los catalanes y los de Turín dieron un paso enorme a semifinales

Juventus arrolló a Barcelona este martes, en el partido de ida de los cuartos de la Liga de Campeones, con un contundente 3-0 que deja la eliminatoria muy de cara para los italianos gracias a la soberbia actuación del argentino Paulo Dybala.

El mediapunta, con un doblete (a los minutos 7 y 22), y el italiano Giorgio Chiellini, tras un córner (55), hundieron a un Barça desdibujado toda la noche y superado por la presión juventina.

La Juve se aprovechó de la ausencia de Sergio Busquets y de la presencia en el centro del campo del argentino Javier Mascherano, errático toda la primera parte, para aplastar al equipo catalán desde el comienzo.

Dybala abrió en canal a los culés con su juego entre líneas, beneficiándose de los metros y el tiempo para pensar que le concedieron los hombres dirigidos por Luis Enrique.

Por ahí, por la disposición táctica del Barça y la inspiración del mediapunta blanquinegro, empezó a romperse el partido.

Dybala recogió un pase del colombiano Juan Cuadrado para, con toda la sangre fría del mundo y ante la atenta mirada de la zaga blaugrana, atornillada al suelo, darse la vuelta y definir al palo largo del alemán Marc-André ter Stegen.

Solo 15 minutos después, el argentino volvió el gol. El croata Mario Mandzukić puso un centro raso que Dybala, otra vez solo, embocó de fuerte disparo desde la frontal del área.

Luis Enrique aprovechó el descanso para sentar al francés Jérémy Mathieu -retratado por Cuadrado- y dar entrada al portugués André Gomes. Tras los cambios el Barça se recompuso, pero fue un espejismo.

Se estiraban los culés cada vez con más peligro y cada acción ofensiva la replicaba la Juve con un contraataque. Uno de esos contragolpes terminó en córner.

El bosnio Miralem Pjanic la puso y el defensa Chillieni, anticipándose en el salto a Mascherano, la metió dentro con un ajustado remate de cabeza (55).


Ocasiones de Suárez y Neymar

A partir de ahí la Vecchia Signoria le cedió la iniciativa al equipo visitante para aguardar una contra y darle el zarpazo definitivo a la eliminatoria.

Los culés rondaron el gol a través de Luis Suárez a los 68 minutos, que disparó de punta y vio como Gianluigi Buffon sacaba el tiro con los dedos y del brasileño Neymar (a los 69), de potente disparo.

A los bianconeri aún les dio tiempo para marcar un gol en fuera de juego del alemán Sami Khedira, correctamente anulado (72), y despedir al héroe de la noche, Dybala, que puso en pie el Juventus Stadium cuando fue sustituido por el venezolano Tomás Rincón (81).

Los últimos instantes del partido pusieron de manifiesto la incapacidad blaugrana para generar verdadero peligro. Sus acciones naufragaron una y otra vez ante una zaga, la italiana, imperial, que no concedió espacios ni grietas.

Fue demasiado para el Barça, que casi repite el mismo resultado de la ida de los octavos de final, cuando cayó 4-0 en el Parque de los Príncipes, ante el París Saint-Germain.

Entonces se obró el milagro y en el Camp Nou volteó la eliminatoria (6-1). Ahora tendrá que completar una gesta similar para estar en semifinales cuando jueguen la revancha el próximo miércoles.


Los goles


En un partido en el que en lo previo el foco parecía estar en el duelo entre Luis Suárez y Giorgio Chiellini, a los 7' se depositó en la figura del delantero de los de Turín, cuando de zurda anotó el 1-0.


Con el partido bajo dominio de los italianos y con Barcelona intentando la igualdad, otra vez el argentino apareció en su mejor expresión, esta vez por el otro sector de la cancha, para pegarle de primera, también de zurda y con efecto, y mandar la pelota al fondo de la red.





En el segundo tiempo llegó el tercero de Juventus: los italianos le sacaron el mayor provecho a las pelotas quietas y en un córners, Chiellini le ganó a Mascherano y mandó la pelota al fondo de la red.



Embed


Fuente: AFP