Barcelona no para de ganar

Con un gol y una asistencia de Luis Suárez, el azulgrana venció 5-4 a Sevilla y obtuvo su cuarta copa del año

Luis Suárez aportó un gol y una asistencia para el triunfo 5-4 de Barcelona contra Sevilla, que le valió al conjunto azulgrana su quinta Supercopa de Europa. En un espectacular partido que se jugó ayer en Tiflis, Lionel Messi logró dos goles de tiro libre, los andaluces fueron capaces de remontar tres goles y Pedro marcó el tanto decisivo en la prórroga.

Con este triunfo sobre el vencedor de la Europa League, Barcelona sumó su cuarto título en 2015 (antes Champions, Liga y Copa), quedando a dos de los seis, cuando le faltan por disputar la Supercopa de España y el Mundial de clubes. Además igualó a Milán como el club que más veces ganó la Supercopa (cinco) y el brasileño Dani Alves a Paolo Maldini, con cuatro ediciones del trofeo.

El argentino Ever Banega abrió el marcador para Sevilla con un tiro libre directo a los tres minutos. Y Messi dobló la apuesta con otros golpes francos (7’ y 16’). Casi al final de la primera parte, Rafinha logró el 3-1 al conectar un pase de Suárez.

En la segunda mitad llegó el gol del salteño y la espectacular remontada andaluza con tantos de José Antonio Reyes a los 57, el francés Kevin Gameiro de penal a los 72 y Konoplyanka a los 81.

En el 114, Pedro, que había entrado por el argentino Javier Mascherano apenas iniciada la prórroga, marcó el gol del triunfo.

El partido, un regalo para los espectadores con sus nueve goles, evidenció las alturas de la temporada en las que se disputa, con ambos equipos en busca del estado de forma que les llevó a conquistar Europa el año pasado y con constantes errores en defensa.

Aunque jugara a 4.500 kilómetros del Camp Nou, Barcelona se sintió como en casa en el Boris Pachadze Dinamo Arena. Especialmente Messi. Tras dos meses de calvario con la selección albiceleste, ¿quién iba a decir que reencontraría el cariño en Georgia?

La espectacular remontada de Sevilla cuando perdía 4-1 le puso emoción a una final que parecía concluida. Pero en el alargue apareció Pedro y liquidó el juego al recoger un rebote del golero.

“Pusimos en peligro el partido”

Javier Mascherano dijo después del partido que estaban “contentos por ganar”, pero que cometieron “muchos errores”, que pusieron “en peligro” el triunfo.

“Ha sido un espectáculo muy pocas veces visto”, comentó Mascherano tras el partido disputado en Tiflis, la capital de Georgia, al canal de televisión Antena 3.

“Mas allá de la alegría de haber ganado, nos queda un poco la frustración de tener el partido en la mano y lo dejamos ir. Lo pusimos en peligro. Estamos contentos por el título, pero cometimos muchos errores que pudieron complicarnos la vida”, admitió el “Jefecito”.

“Dejamos al Sevilla meterse en el partido y eso no se puede hacer cuando vas ganando 4-1. Con 4-1, cuando teníamos que tener el control del partido, nos dejamos ir y nos complicamos”, declaró Mascherano.

“Por suerte ganamos y ahora festejamos un título más para el Barcelona”, comentó el internacional argentino.

Acerca de su compañero el internacional español Pedro, a quién muchos colocan fuera del Barcelona y que ayer marcó el gol de la victoria para el equipo que dirige Luis Enrique, Mascherano indicó: “Hasta ahora es del Barcelona, y lo demostró”. “Es un jugador nombrado para las grandes ocasiones, tocado por la varita que Dios te da. Y gracias a Dios lo tenemos con nosotros”, manifestó Mascherano acerca de Pedro.

Mientras tanto, su compatriota Lionel Messi fue elegido el mejor jugador del partido.