Barcelona avanzó en otro clásico caliente

Los catalanes, con Suárez suspendido, sufrieron pancartas y el juego áspero de Espanyol

Barcelona, que había ganado ya en la ida por 4-1, se impuso este miércoles como visitante a Espanyol por 2 a 0 con doblete de Munir El Haddadi, en la vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey metiéndose entre los ocho mejores.

Lionel Messi, que el lunes recibió el quinto Balón de Oro de su carrera en la gala anual de premios de la FIFA, no pudo celebrar su galardón esta vez con un gol.

Espanyol volvió a someter al argentino a duros marcajes.

Lionel Messi
Lionel Messi protestándole al árbitro
Lionel Messi protestándole al árbitro

Fue el único del tridente MSN en el once. Neymar fue suplente y Luis Suárez cumplió el primero de los dos partidos de suspensión con los que fue castigado en la Copa del Rey por insultar y provocar a jugadores rivales al término del partido de ida, el miércoles de la pasada semana.

Pero no fue Messi el único cartón ligador. El golero Marc-Andre Ter Stegen sufrió una grave agresión del delantero Felipe Caicedo que solo vio amarilla.

Agresión de Caicedo a Ter Stegen
Agresión de Caicedo a Ter Stegen

El partido se jugó en un marco caliente también en las tribunas. Los hinchas de Espanyol le dedicaron una bandera a su jugador Pau que en la ida le dio a Messi un violento pisotón. En otra pancarta, aludieron a la esposa de Piqué, la cantante colombiana Shakira.

Pancarta a Shakira de hinchas de Espanyol

Con este éxito del Barça se cierra la tanda de tres clásicos casi consecutivos que ambos equipos disputaban en este inicio de 2016. Antes de la doble confrontación de los octavos de la Copa del Rey, ambos se habían enfrentado en la primera jornada del año en la Liga española, con un empate 0-0 en el estadio de los blanquiazules.

Barcelona sigue adelante en su objetivo de revalidar el título copero.

Athletic, Celta y Las Palmas, adelante

Por su parte, Athletic de Bilbao, vicecampeón de la Copa la pasada temporada, se clasificó también para los cuartos de final, en su caso con una victoria por 1 a 0 en el terreno del Villarreal, actual cuarto clasificado de la Liga española.

Iñaki Williams firmó el único gol del partido en El Madrigal, donde Villarreal estaba obligado a remontar el 3-2 adverso que traía de la ida en el Nuevo San Mamés. Allí, el Submarino Amarillo había desaprovechado una ventaja de 2 a 0 a favor.

También se clasificó Celta de Vigo, que ganó 2-0 a Cádiz, de la Segunda B (tercera categoría del fútbol español). Los goles de los gallegos llevaron la firma del sueco John Guidetti (35) y del serbio Dejan Drazic (77).

Celta ya había ganado 3-0 en el partido de ida en Andalucía, con lo que tenía la eliminatoria muy encarrilada.

Terminó así la aventura en la Copa del Rey de Cádiz, que había superado los dieciseisavos de final gracias a una alineación indebida de Real Madrid, que fue eliminado automáticamente por haber alineado al ruso Denis Cheryshev, que debía cumplir una suspensión, en el choque de ida que los blancos habían ganado 3 a 1 al modesto equipo amarillo.

Las Palmas se clasificó ganando 3-2 en casa a Eibar. El mismo marcador con el que los canarios habían ganado en la ida fuera de su estadio.

El jueves se disputarán los dos últimos octavos de final, Atlético de Madrid-Rayo (ida: 1-1) y Granada-Valencia (ida: 4 a 0 para Valencia).

El martes se habían resuelto dos de los cruces de los octavos.

Sevilla (sin Sebastián Cristóforo entre los convocados) goleó 4-0 a su clásico rival Betis, al que ya había ganado 2 a 0 en la ida, y avanzó con autoridad.

Mirandés, de la segunda división, dio la gran sorpresa con un triunfo 3-0 en el terreno del Deportivo La Coruña (no estuvo a la orden Jonathan Rodríguez), después del empate 1-1 de la ida.