Barça se apronta para Luis

El DT Luis Enrique viene guardándole lugar en el equipo a Suárez, que se perfila para ser titular en el clásico

En primer lugar se intentó aprovechar el boom publicitario que genera su presencia en el clásico. No en vano los meses que lleva sin poder jugar elevaron la expectativa.

En segundo lugar se pretendió generar temor en el rival de todas las horas anunciando la presencia de Luis en la oncena titular.

En tercer lugar el técnico Luis Enrique brindó pasos que inducen a que es posible la presencia del salteño en el equipo alternando jugadores en la zona derecha de la ofensiva del equipo.

Y después de todas estas especulaciones, finalmente se avecina la hora de la verdad. Barcelona puede reunir el sábado en cancha, en el clásico ante Real Madrid, a uno de los ataques más temidos del mundo.

Reunir al trío sudamericano en la misma oncena es el sueño de cualquier entrenador. Y la habilitación de Luis Suárez lo pone en apuros al técnico Luis Enrique que dispondrá de tres de los mejores jugadores del mundo para conformar una ofensiva que mete miedo.

El tema pasa por saber quién dejaría su lugar para que entre Suárez. Y el segundo aspecto a tener en cuenta es el orden táctico: como jugará el equipo con la presencia del 9 uruguayo en cancha. Ambas respuestas apuntan a que es muy probable la presencia del salteño el sábado ante Real Madrid en el Bernabeu.

Barcelona tiene un esquema definido: juega 4-3-3. No importa la cancha ni el lugar. El equipo catalán sale a imponer su juego ofensivo. Y no lo van a modificar. Barcelona está constituido para asumir el protagonismo del partido. Su juego es de propuesta. Los cuatro del fondo son Alves, Piqué, Mascherano y Alba. Allí no habrá cambios.

Las dudas sobre el aporte del jugador argentino en la última zona quedaron de lado. El propio técnico declaró: “da una consistencia defensiva bestial. Sergio (Busquets, que se quedó con el puesto de Masche en el medio la temporada pasada) es distinto, también tiene interpretación de juego defensivo y ofensivo”.

Los tres del medio serán Iniesta por derecha, Busquets por el centro y Rakitic por izquierda. Busquets no jugó el fin de semana y al parecer su ausencia fue para cuidarlo de cara al clásico.

Arriba es la cuestión. Hoy están jugando Neymar por la izquierda y Messi por el centro. Estos dos son inamovibles. Por la otra banda actuaron Munir o Sandro y en los últimos encuentros apareció Pedro.

Esto marca que es la única posición del equipo que no está del todo definida y por ahí se abre la puerta del equipo para Suárez.

Claro que la forma de jugar del club catalán obliga a Luis a modificar su postura con relación a lo que venía desarrollando en Liverpool o en la propia selección nacional donde es el hombre que va de cabeza de área. En el Barca tendrá que ir por derecha.

En algunos encuentros y conforme el trámite del juego, Barcelona modifica su diseño táctico pasando a jugar con una postura táctica de 4-4-2. En ese caso el que se retrasa unos metros para entrar en la línea de volantes es Messi. Esto habilitaría a Suárez a jugar solo con Neymar arriba.

El técnico Luis Enrique dijo en torno a Suárez que “da mucha importancia al trabajo diario, cada día está mejor. Ha sido nuestro fichaje más caro, por lo que será importante. Es agradable que además del rendimiento que has visto en el campo el trabajo diario te refuerza la imagen que tienes de él”.

Las próximas horas serán vitales para saber si Luis sale como titular en el clásico. Es que otra opción es dejarlo en el banco y si la mano viene complicada intentar modificar el trámite con el goleador uruguayo. El ataque de los sueños va tomando color.

LOS 11
Dani Alves, Piqué, Mascherano y Alba
Iniesta, Busquets y Rakitic
Neymar, Messi y Suárez
El salteño, en caso de jugar el clásico, tendrá que jugar por la derecha de la ofensiva porque por la izquierda va Neymar y por el centro Messi. Esto marca que no será el cabeza de área como estaba acostumbrado

¿Qué cambia?
El hecho de jugar fuera del área le permite a Luis liberarse de determinadas funciones como tener que jugar de espaldas al arco. Acá tendrá que ser más directo a la hora de atacar. Y jugará más liberado porque habitualmente el que lleva marcas es Messi.


Populares de la sección

Comentarios