Bajo amenaza de muerte

La delatora del escándalo del dopaje ruso se exilió en Estados Unidos y no sabe si correrá en Río 2016

"En su país está en peligro de muerte. Es un poco el símbolo de la lucha contra el dopaje", dijo el presidente de la Federación Francesa de Atletismo Bernard Amsalem, sobre la rusa Yuliya Stepanova, la atleta que desató el escándalo del dopaje sistematizado de Rusia en el mundo del atletismo.

Stepanova, de 30 años, volvió a las competencias el pasado miércoles en el Campeonato Europeo de Ámsterdam donde participó en los 800 m siendo descalificada por pisar un carril ladero. Además, no pudo completar la prueba por estar falta de forma.

Claro, entre 2011 y 2013 estuvo suspendida por alteraciones en su pasaporte biológico, una herramienta de control antidopaje que no detecta sustancias prohibidas en los deportistas sino alteraciones en los niveles normales de la sangre que revelan el dopaje.

En diciembre de 2014, un documental alemán reveló que Rusia tenía generado un sistema promovido por el propio gobierno, a imagen y semejanza de la desaparecida República Democrática Alemana, que incluía el encubrimiento de resultados positivos en controles antidopaje, la extorsión de los atletas, el pago de sobornos y la destrucción de pruebas sobre el consumo de sustancias prohibidas.

La figura clave para destapar la olla fue Stepanova cuya confesión le permite de momento ser la única atleta rusa habilitada para competir en pruebas internacionales.

Así compareció el miércoles en Ámsterdam. Con bandera "neutral" y con el lema "Yo corro limpia" en su dorsal.

"Espero que lo que han hecho por mí permita a otros atletas hablar", le dijo a los periodistas.

La atleta debió exiliarse en Estados Unidos y ya solicitó competir en los Juegos Olímpicos de Río 2016 bajo bandera olímpica porque, claro, si Rusia finalmente puede presentar una delegación en el deporte seguro que no va a ser seleccionada. Y los tiempos no le dan para obtener la nacionalidad de otro país.

Ahora la comisión de ética del Comité Olímpico Internacional analiza su participación en Río bajo esas condiciones por su "contribución verdaderamente excepcional a la protección de los atletas íntegros y a la promoción del juego limpio, de la integridad y de la autenticidad del deporte".

El comité consultivo antidopaje de la IAAF –ente recor del atletismo a nivel mundial– había agregado a su decisión sobre la elegibilidad de Stepanova que esta debía participar como atleta neutral.

Stepanova formalizó su solicitud el pasado martes.

"Puesto que la cuestión de la participación de la señora Yuliya Stepanova en los Juegos Olímpicos de Rio-2016 reviste de aspectos éticos de importancia, la comisión ejecutiva del COI decidió pedir a la comisión de ética que emita un veredicto a ese respecto", indicó este jueves el COI en un comunicado.

La Federación Rusa está suspendida desde noviembre y 68 atletas de ese país solicitaron personalmente participar demostrando estar limpios.