Ayude o pierda puntos

Clubes están expuestos a quitas, pero si identifican a violentos no recibirán sanción

(Para visualizar el interactivo, hacer clic para avanzar en cada texto y página)

A partir del próximo Campeonato Uruguayo, los clubes quedarán expuestos a sufrir quitas de hasta 12 puntos en caso de que sus hinchas cometan actos de violencia, pero, si las instituciones identifican a los agresores, no recibirán esos castigos.

El Código Disciplinario de la FIFA (CDF), aprobado el miércoles en la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) luego del pedido del presidente José Mujica, brinda a los clubes la posibilidad de colaborar con las autoridades y, de esa forma, quedar inmunes de los actos que cometan sus hinchas revoltosos. Por esta vía es que el castigo con quita de unidades por incidentes regresa al fútbol uruguayo, tras ser dejado sin efecto en 2009 cuando José Luis Corbo era presidente de la AUF.

Para su aprobación, el CDF tuvo adaptaciones al fútbol uruguayo, siempre dentro de lo establecido por la FIFA. “Se sigue el lineamiento del código, con normas más precisas en temas que son específicos según la naturaleza del fútbol”, dijo a El Observador el delgado de Nacional, Hernán Navascués. “Hay que ajustar en cada asociación nacional algunos artículos, pero los principios generales son los mismos”, agregó.

Quita de puntos
El CDF de FIFA indica que “la asociación o el club anfitrión es responsable, sin que se le impute una conducta u omisión culpable, de la conducta impropia de los espectadores y, dado el caso, se le podrá imponer una multa. En el caso de disturbios, se podrán imponer otras sanciones”.

Navascués señaló que el castigo por quita de puntos puede ser de hasta 12 unidades, las que serán descontadas al siguiente torneo de ocurrido el hecho sancionado. De esa manera, ¿Puede un club salir campeón pese a ser castigado? “Sí, puede”, indicó el delegado albo. “No hay posibilidad de instrumentar la aplicación inmediata de la sanción, salvo de que se logre tener un ajuste del Ejecutivo para que sea de esa forma”, comentó.

En la asamblea del miércoles, el tema de la quita de puntos quedó para volver a ser tratado el próximo 11 de abril, cuando se defina cómo se aplicará. El concepto de “responsabilidad objetiva”, es el que deberán discutir los clubes.

Se manejaron dos posibilidades. La primera es la quita directa de unidades y la otra es la prohibición de que un equipo juegue de uno a cuatro partidos, los que se les darían como ganados a los clubes que el sancionado debía enfrentar durante el castigo.
El delegado tricolor se opone a esa vía. “Manifestamos nuestra discrepancia porque había una suspensión del club y eso indirectamente significaba quita de puntos que favorecían a algunas instituciones, los ocasionales rivales, y nos parecía injusto. La quita de puntos tiene que ser general para todos”.

El “espíritu” del código
El presidente de Liverpool José Luis Palma  destacó el “espíritu del código”, debido a que “busca la neutralización de los individuos violentos”.

“Si el agresor es identificado, no hay sanción para los clubes”, dijo a Radio Uruguay. “Hay una gradualización de las penas que no teníamos en códigos anteriores, y se ha hecho justicia con algunas cosas que en el código original, antes de la reforma de Corbo, eran exageradas”.

“Por ejemplo, los puntos que perdió Peñarol y Cerro después del asesinato de Da Cunha, que determinó que Cerro perdiera la categoría. No es justo, pasó a 10 cuadras del estadio. Es imposible que los dirigentes seamos responsables. Ahora quedó acotado al escenario. Es un avance”, dijo. 


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios