AUF, un dolor de cabeza para Tabárez

Bajo el mandato del entrenador desfilaron cinco presidentes por la sede de la calle Guayabo

Corría el año 2006 cuando Eugenio Figueredo quedaba contra las cuerdas. El por entonces presidente de la AUF recibía duros cuestionamientos a su gobierno. Eugenio movió piezas y sacó las que tenía en la manga: designó a Oscar Tabárez como entrenador de la selección.

Pero nada pudo evitar su salida del sillón presidencial. Bajo la consigna de que el fútbol se debía “un baño de agua y jabón con cepillo de alambre” el entonces ministro de Deportes, Héctor Lescano, cuestionó al Ejecutivo de Figueredo. La crisis que había estallado cuando Defensor Sporting se negó a jugar la final del Especial 2005 por la actuación del árbitro Gustavo Méndez, en el partido Nacional-Rocha.  Y Figueredo, que había asumido en 1997, llegaba a su fin en 2006, meses después de haber nominado a Tabárez.

El Maestro no se sorprendió. En su primer pasaje por la celeste, allá por 1988, fue designado por Julio Franzini y terminó viajando al Mundial de Italia 1990 con un interinato de Julio César Maglione.

Tabárez volvió a la selección en 2006 y, desde entonces, desfilaron cinco presidentes: Eugenio Figueredo, José Luis Corbo, Washington Rivero, Sebastián Bauzá y Wilmar Valdez. Debió soportar la inestabilidad política de la AUF y roces con algunos Ejecutivos que llegaron  a poner en duda la continuidad de su proceso.  


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios