AUF teme por el conflicto con Argentina y pide apoyo político para el Mundial 2030

Dirigentes expresaron a líderes de los partidos políticos preocupación por tensión en las relaciones

La Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) inició una ronda de contactos con todos los partidos con representación parlamentaria para pedirles que diseñen una política de Estado que permita avanzar en los requisitos impuestos por la FIFA a los aspirantes a anfitriones de la Copa del Mundo, un torneo que Uruguay pretende organizar junto a Argentina en el año 2030.

En las reuniones, además de la necesidad de inversiones en infraestructura, los dirigentes del fútbol también manifestaron preocupación por las tensiones entre los gobiernos de ambos países que, según advirtieron, pueden perjudicar el proceso de organización.       

Una comitiva de la institución, liderada por su presidente, Sebastián Bauzá, mantuvo reuniones la semana pasada con dirigentes del oficialismo y de la oposición para solicitar el respaldo del gobierno y del Parlamento en la elaboración de un plan a largo plazo que viabilice organizar el Mundial, dijo a El Observador el vicepresidente de la AUF, Miguel Sejas, quien también estuvo en los encuentros.  

Los dirigentes pidieron inversiones en infraestructura y políticas deportivas, así como la aprobación de leyes que favorezcan el desarrollo del fútbol. Remarcaron que debe haber compromiso de todos los partidos para desarrollar un plan que traspase cuestiones electorales.

“Estamos mirando hacia adelante y las inversiones que hay que hacer. Estamos dispuestos a trabajar con las responsabilidades que nos competen en un marco donde pueda haber más apoyos”, dijo Sejas.

Además de ser la sede para el Mundial, dentro de sus argumentos para lograr alinear al espectro político, mencionaron que el fútbol es una “causa nacional” y “cultural”, por lo que debe recibir más apoyo. También señalaron al seleccionado como “embajador” de la imagen del país en el mundo.

“Entendemos que existen apoyos, porque el proyecto Gol al Futuro es de suma importancia para el fútbol, pero creemos que pueden haber más. También podemos ser garantes o ser parte de acuerdos donde haya contrapartidas de las instituciones”, agregó.

En relación a la organización conjunta con Argentina, la AUF señaló que debe haber un diálogo fluido entre los presidentes de los países para avanzar en la organización y lograr que la FIFA otorgue la sede. En ese sentido, destacaron la sintonía entre la AUF y la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) pero advirtieron que sin la cooperación de los gobiernos el proyecto fracasará, dijeron a El Observador participantes de las reuniones.

Por el momento, la relación diplomática entre Uruguay y Argentina está cortada por el conflicto sobre la contaminación de la pastera UPM (ex Botnia).

Si bien afirmó que las relaciones bilaterales no fueron el centro de los planteos a los políticos, consultado el vicepresidente de la AUF por el tema dijo: “Nosotros tenemos buen relacionamiento con la AFA, y es necesario también continuarlo entre los dos gobiernos. Solamente la AFA y la AUF no van a poder llegar a nada”.

Las dos asociaciones pidieron en mayo a la FIFA organizar la Copa del Mundo en conjunto durante el Congreso del organismo que rige el fútbol a nivel mundial.

El presidente de la AFA y vicepresidente de la FIFA, Julio Grondona, declaró en julio que la entidad pretende organizar el torneo en ambos países. “La FIFA desea festejar los 100 años de la Copa del Mundo en Argentina y Uruguay. Eso lo confirmo. Está firmado”, dijo.

Grondona tiene llegada en el gobierno argentino de Cristina Fernández de Kirchner. En 2009, la AFA concedió los derechos de transmisión de los partidos de primera división al Estado, en detrimento de la empresa Torneos y Competencias, que integra el grupo Clarín y está enfrentada al kirchnerismo.

El corto plazo
La cúpula de la AUF ya estuvo reunida esta semana con la presidenta del Frente Amplio, Mónica Xavier, con el líder del Partido Colorado, Pedro Bordaberry, y con el presidente del Partido Independiente, Pablo Mieres, informó Sejas. Planean completar la ronda de contactos esta semana al gestionar un encuentro con representantes del Directorio del Partido Nacional.

En la reunión con dirigentes de la izquierda también estuvo presente el ex ministro de Turismo y Deporte, Héctor Lescano, quien estaba al frente de la cartera cuando surgió la postulación de Uruguay como candidato a anfitrión.

En materia deportiva, uno de los puntos a trabajar en el corto plazo es la posible organización de la Copa del Mundo femenina para menores de 17 años, la cual tiene a Uruguay como uno de los cuatro países aspirantes a organizarla. Realizar ese tipo de eventos, de escala menor, es uno de los requisitos planteados por la FIFA para luego organizar un torneo de mayores.

En el encuentro con los colorados, Pedro Bordaberry planteó la posibilidad de conformar una comisión interpartidaria en el Parlamento que trabaje sobre lo planteado por la AUF, dijeron a El Observador fuentes de ese partido.

Xavier, en tanto, señaló que hubo un pedido de favorecer el desarrollo del fútbol a través de la aprobación de leyes en el Parlamento. También plantearon su inquietud por el endeudamiento de los clubes (ver recuadro).

Otro de los puntos planteados por la AUF en las reuniones fue la seguridad en los eventos deportivos, según dijo Mieres a El Observador. Los dirigentes reclamaron por el costo de los efectivos policiales y repitieron que el derecho de admisión en los estadios debe ser llevado adelante por la Policía y no por los clubes.

En materia de seguridad también estuvo en discusión si el control dentro de los estadios debe ser realizado por la fuerza pública o por seguridad privada. Los clubes rechazan compartimentar los operativos como propone el gobierno.

El Ministerio del Interior es partidario de que las empresas vigilen el interior de los estadios y la Policía los alrededores.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios