Atlético Nacional puso un pie en la final

De visitantes, los colombianos le ganaron 2-0 a Sao Paulo y encaminaron su paso a la definición

Atlético Nacional de Colombia venció 2-0 este miércoles a Sao Paulo en su visita a Brasil por la ida de las semifinales de la Copa Libertadores y se puso a favor una eliminatoria que podría llevarle a su primera final de la máxima competición continental en 21 años.

Sao Paulo saltó al Morumbi, con las instrucciones de Edgardo Bauza todavía frescas. "Organización", había pedido durante la semana el técnico argentino, que algo sabe de una Libertadores que ha ganado dos veces, con Liga de Quito en 2008 y al frente de San Lorenzo hace dos años.

Consciente de que un buen resultado en casa le abriría el camino a una final continental que se ha hecho esperar una década, el 'tricolor' paulista arrancó con intensidad ante un Atlético Nacional que, por el momento, se conformaba con no cometer errores.

Pero este Sao Paulo desorientado sin la brújula de Ganso -lesionado y sufriendo en la grada- tampoco estaba para florituras.

Sao Paulo 0 - Atlético Nacional 2
Sao Paulo 0 - Atlético Nacional 2

Cuanto más trataba de componer Sao Paulo, más cómodos se sentían los colombianos arruinándoles los planes, tanto que Ibargüen ya probó suerte a los pocos minutos, recordando a los locales que los descuidos les iban a costar muy caros.

Si los brasileños llevan once años esperando a ganar su cuarta Libertadores, los colombianos ya suman 27 desde su primera -y única- Copa, y cuando la historia vuelve a llamar a tu puerta es mejor no ponerse a jugar a los superhéroes.

Eso parecía pensar Reinaldo Rueda, un técnico curtido en mil gramados, que vistió a su equipo de una paciencia agobiante, con la que fueron neutralizando las ansias de un Sao Paulo al que desde el primer minuto ya le corría el reloj en contra.

Preso entre la defensa colombiana, la joven esperanza 'tricolor' Jonathan Calleri sufría para entrar en el juego y enganchar uno de esos balones envenenados que le han convertido en el artillero de la competición con ocho tantos.

Al borde del descanso lo intentó Michel Bastos, pero la noche para entonces ya le daba la espalda a Sao Paulo.

Estreno de ensueño

Tampoco el intervalo trajo soluciones para el equipo de Bauza, cada vez más ahogado en la narcótica tela de araña tejida con parsimonia por los colombianos. Y en ese río revuelto en el que iba convirtiéndose el área local, casi pesca su tanto Atlético Nacional al cuarto de hora de la reanudación.

Primero fue Marlos Moreno al contraataque quien le sirvió un buen balón al debutante Miguel Borja, que acabó estrellándolo en la defensa local. Pero el joven delantero de 23 años no estaba dispuesto a cerrar su estreno sin un gol, y en la siguiente jugada casi se cobra la cuenta con un peligroso cabezazo que se fue al palo.

Obcecado, volvió a citarse con Denis poco después con un derechazo, que acabó despejando el arquero brasileño.

A la próxima no se iría sin premio. Aunque el guión podría haber cambiado si un voluntarioso Michel Bastos, de los pocos signos de vida que le quedaban por entonces a los brasileños, hubiera metido el tiro cruzado con el que exigió a Armani en el 72. Pero el balón no entró y vino el desastre.

Un minuto después Maicon perdía los nervios y se iba expulsado tras empujar a Borja, dejando la imagen más lamentable de la noche y a su equipo con poca gasolina y uno menos.

Andaba ya Sao Paulo en caída libre cuando el hombre de la noche, el delantero de estreno, coronó un lindo trenzado de pases del ataque colombiano y batió a Denis con un toque preciso desde la frontal.

Siete minutos después, volvía a asomarse por el área del Sao Paulo para certificar la defunción de los locales tras un taconazo de clase de Moreno.

El partido de vuelta se disputará el próximo miércoles en Medellín, un día antes de que se conozca al otro finalista de esta Libertadores, el vencedor de la eliminatoria que disputarán el argentino Boca Juniors e Independiente del Valle de Ecuador.


Populares de la sección