Atlético clasificó a lo Cholo

Ganó 8-7 en los penales tras empatar 0-0 en los 90'; Godín salió lesionado
Hizo falta mucho más trabajo que el que podíoa suponerse en un primer momento, pero finalmente en la definición por penales Atlético Madrid pudo festejar al ganarle la serie a PSG, para clasificar a los cuartos de final de la Liga de Campeones.

Fue una serie bien con el estilo del equipo colchonero y de su DT, el argentino Cholo Simeone: mordiendo, defendiendo, sufriendo los 210 minutos, incluido el alargue.

Al final, un penal de Juanfran le dio la victoria 8-7, en una serie que tuvo un sombroso nivel de acierto: solo falló Narsingh para PSV, ya cuando se jugaba la tanda de uno y uno. Antes, Josema Giménez tuvo la responsabilidad de anotar o despedirse cuando iban 6-5, y respondió con una enorme clace, rematando al palo derecho del arquero.

Así, el colchonero continúa haciendo historia en Europa al meterse entre los ocho mejores, mientras tambien intenta el milagro de mantenerse a tiro de Barcelona en la Liga Española, a quien tiene a ocho puntos.

El partido

Pese a jugar en casa, Atlético cedió la iniciativa a PSV, consciente de su peligro a la contra. Así, el equipo holandés dominó el juego en la primera parte, pero las ocasiones de gol más claras fueron para los rojiblancos.

Atlético fue desactivado por PSV, aunque mejoró en la segunda parte y encontró recompensa al esfuerzo al final.

Sufrió el colchonero al inicio. Manejó más y mejor la pelota su adversario durante todo el primer tramo del choque, un partido estresante para el conjunto rojiblanco, nada que ver con el encuentro que quería.

Ni fue el dueño de los espacios, una prioridad para el técnico argentino, ni de la posesión. Tampoco conectó en el centro del campo, apropiado por fuerza, colocación y precisión por su rival, más consistente y mejor situado en cada segunda jugada, ni fue ese bloque normalmente impenetrable cuando espera el ataque contrario.

Tampoco agobió a su contrincante en su área, salvo en el pasaje final rumbo al descanso, ni generó todo el caudal ofensivo que requiere un duelo con la obligación de marcar un gol; sólo cuando encontró entre líneas al francés Antoine Griezmann, el protagonista de la única ocasión del Atlético en el toda la primera parte.

La puesta en escena del equipo visitante tuvo un meticuloso plan de Phillip Cocu, con cambio de sistema, con acumulación de futbolistas por el medio, sin nervios. Así, el conjunto holandés desdibujó al rojiblanco, desubicado, impreciso, a contramano en cada sector del campo, con balón y sin él. Superado.

Porque hasta en la intensidad y en la presión, dos cualidades en la que el equipo entrenado por Diego Simeone parece insuperable, pudo sobresalir.

Pero tras la pausa, la dinámica del partido fue la que en los últimos minutos del primer tiempo vislumbrabaAtlético, más atrevido y buscando el gol con más ganas.

El defensa celeste José María Giménez remató de cabeza un corner, pero el balón se marchó alto (50) y el argentino Augusto Fernández lo probó desde fuera del área, pero su disparo lo detuvo Zoet (51).

Sin embargo, la mejor ocasión o fue para el PSV, con un disparo desde el interior del área de Locadia que desvió Oblak lo justo para que la pelota se estrellase en el palo (57).

A medida que el partido se acercaba a la prórroga, a los dos equipos les entraron los nervios, conscientes de que un gol daba el pase al equipo que marcase. La sorpresa llegó con la lesión de Godín (ver apunte), y finalmente llegaron los penales: los primeros 14 fueron adentro, hasta que en el 15° Luciano Narsingh fue el único jugador que falló y Juanfran anotó para clasificar a su equipo para los cuartos por tercer año consecutivo. El Aleti ganó a lo Aleti, y a lo Cholo, y sigue escribiendo sus mejopres páginas de historia europea.

Embed


Populares de la sección