Así se construye el líder

El DT de Danubio reveló a El Observador los problemas y las claves que lo llevan a ser puntero con un plantel chico y joven

Fueron tantas las piedras en el camino que la campaña del Danubio de Leonardo Ramos termina sorprendiendo. Antes de empezar el torneo, el técnico asumió la decisión de no pedir refuerzos hasta que los jugadores no estuvieran al día. Puso en juego su cargo. Si perdía lo echaban. En el camino pasaron la mil y una: lesiones, enfermedades, ventas, deudas y más deudas. Y hasta peleas internas a la vista de las cámaras. Pero nada ha sido capaz de derrumbar a un equipo que, con escaso presupuesto, con un plantel reducido y con muchos jóvenes, se encuentra a cinco fechas de ser campeón.

¿Cuáles son los secretos de la franja? El técnico Leonardo Ramos, en un mano a mano con El Observador, repasa el camino de espinas y las soluciones que encontraron ante cada dificultad que se fue presentando. Motivar, charlar con el que anda bajo y volver a tierra al que se eleva más allá de lo permitido son secretos del camarín. Ser compinche de los jugadores. Adaptarse a las nuevas modas y brindar total libertad a la hora de la vestimenta, los accesorios y hasta en los cortes de pelo, son secretos de la convivencia. Ser solidario son secretos de la cancha.

Leo Ramos revela a El Observador como se construye un líder.


Las Dificultades
Sin incorporaciones
Que cancelen deudas primero
“Al presidente le dije que en dos años Danubio estaba íntegramente conformado por jugadores del club. No es fácil subir tantos chicos y que rindan de forma pareja”.

la idea de Cotugno
Apelar a gente sin experiencia
“Teníamos gente atrás, que de hecho lo ha demostrado y lo hablamos con los dirigentes, que hay posiciones en las que nosotros íbamos a estar muy cubiertos. González y Pereyra lo hacen pasar desapercibido”.

jUGARSE CON JÓVENES
“Históricamente siempre hice debutar jóvenes. Me gusta darle posibilidad a la juventud. Hoy el más grande de la defensa tiene 21 años, que es Federico Ricca. En algún momento pueden haber pecado de cosas de la juventud”.
eL CÁNCER DE tABÁREZ
“Fue un golpe durísimo. Era poca gente la que sabía lo que tenía Marcelo antes del partido con Peñarol. El grupo se fortaleció con él y él con el grupo. Es una retroalimentación mutua. Fue duro, pero pasará a ser una anécdota”.

lOS GOLPES EN LA lIBERTADORES
“Le dio mucha jerarquía a jóvenes y hoy estos jóvenes son jóvenes viejos porque hay mucha gente que se pasó toda la vida jugando al fútbol y por ahí no tuvo la chance de jugar una Copa Libertadores”.
eL INCIDENTE EN jARDINES
“Me equivoqué. Uno tiene que seguir aprendiendo. No tendría que haber salido. Era para hablar y al otro día hablé telefónicamente con los dos hinchas. El tema era el ingreso de Viana. No invité a pelear a nadie”.

La pelea
El incidente con el Ratón
“Yo dije que no podíamos seguir más trabajando juntos pero tampoco iba a obligar al club a que tomara una decisión que no me corresponde a mi. Reaccioné, pero ya está, ya pasó”.

Las deudas
Lleva cuatro meses de atrasos
“Sabíamos lo que se venía y al contrario, le pusimos el pecho para salir entre todos. Por eso se dio lo de no sumar tantos jugadores. La idea es seguir ayudando al club y esta es una forma de colaborar también”.

Las soluciones
Compinche de los jugadores
Cada uno sabe los límites
“Somos muy exigentes pero muy compinches con el jugador. Sin faltarnos el respeto tenemos una relación distinta, siempre sabiendo que hay una línea que no se puede pasar”.

La Tercera
Que entrenen al lado
“Cuando firmé contrato pedimos tener la reserva al lado. Hoy es un secreto para el resto, pero nosotros sabíamos que cualquier jugador que pueda venir de Tercera hacia arriba iba a tener el mismo nivel”.

Libertad absoluta
“Hay libertad con el pelo, la ropa, las caravanas. Sí de pronto a algunos chicos jóvenes los marcamos. Es una enseñanza que les queda. Nada tiene que ver con que tengan el pelo rubio, pero se pueden equivocar y ahí actuamos”.
La conducta
“No peno las rojas; justo yo la voy a penar que me echaron 20 mil veces. Pero sí hubo un caso de Matías De los Santos que lo echaron tres partidos seguidos y le expliqué que a mi me pasó lo mismo. Tiene que aprender”.

Pienso en mi equipo
“Yo primero pienso en mi equipo, que tenga el libreto muy bien estudiado. Como en estas cosas somos bastante abiertos y no me creo el dueño de la verdad absoluta, siempre tenemos conversaciones con el cuerpo técnico”.
Todos obreros
“En un equipo como el nuestro los primeros defensores son los puntas que te corren hasta lo último, y saben los defensores rivales que no pueden jugar porque los van a correr. A partir de ahí todos se sacrifican”.

Ganar o ganar
No hay más líricos
“Se tuvo que lograr una mentalización de todo, hasta en la tribuna. Al fútbol jugando solamente lindo no se puede ganar. Es una realidad. Es decir, el fútbol lírico es como un exponente medio vetusto, del pasado”.

La presión
Lejos de nuestro arco
“El equipo siempre tiró presión alta pero quedó más magnificado en las finales porque Wanderers salía jugando. Pero siempre se trata de presionar bien arriba para recuperar y estar lo más lejos posible de nuestro arco”.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios