Así quedaron los vidrios del bus de Peñarol

A la salida de Jardines, la unidad que transportaba a los jugadores aurinegros hacia Los Aromos recibió varias pedradas y los jugadores se salvaron de suerte; una piedra le pasó muy cerca a Pablo Migliore

Peñarol se retiraba en su ómnibus sin inconvenientes y con la Policía de Tránsito abriendo el camino, pero sin la guardia policial habitual.

Eso llevó a que mientras se iban de Jardines del Hipódromo, comenzara una lluvia de piedras en contra del bus.

Se rompieron algunos vidrios y el arquero argentino Pablo Migliore fue quien se salvó de una pedrada en su cara, ya que una piedra le pasó muy cerca.


Populares de la sección

Comentarios