Así piensa ganar Tabárez en Ecuador

Con la misma fórmula que en 2009, cuando venció 2-1, con un sistema 5-3-2, concentración, disciplina táctica y especial atención en los finales de cada tiempo, el técnico preparó todo para volver con triunfo a Uruguay

Uruguay repetirá el viernes de tarde en Quito la misma fórmula que en 2009, cuando con un gol de penal en la hora de Diego Forlán, los celestes vencieron 2-1 a Ecuador y despejaron el camino para conquistar el quinto puesto y acercarse al Mundial de Sudáfrica 2010.

Si hay algo que Tabárez aprovecha muy bien, es que cuando una fórmula le da resultados la reitera. Ese es el caso de la estrategia para jugar en el Atahualpa, que lucirá colmado por 40.000 hinchas ecuatorianos..

Tabárez quiere ver en el campo de juego a un Uruguay muy aplicado tácticamente, con un equipo recostado sobre el arco de Muslera, con cinco hombres con clara vocación defensiva (Maxi Pereira, Giménez, Lugano, Godín y Fucile) y con tres volantes que tendrán que recuperar el balón. En el caso de Cristian Rodríguez, cuando Uruguay tenga la pelota, explotará la velocidad. El ataque, como en 2009, el técnico se los deja a sus dos mejores jugadores. Hace cuatro años fueron Forlán-Suárez, que hicieron un gran partido, porque jugaron solos contra Ecuador, y ahora con Cavani-Suárez.

Tabárez le pidió a sus jugadores especial atención al juego de Ecuador por las bandas, a las subidas de Valencia y Montero, los dos mejores exponentes de los locales.

Allí deberá aflorar por derecha la capacidad defensiva de Maxi Pereira, Giménez y el volante que caiga por ese sector, seguramente Gargano, y por izquierda la de Fucile, Godín y Cristian Rodríguez que tendrá referencia sobre Valencia.

También el técnico habló con los jugadores sobre la altura, pero no por los efectos que sufren los del llano cuando suben a los 2.650 metros, porque ya vivieron esta experiencia en 2009, además el técnico minimiza la presión sicológica que puede transmitir esa situación, sino porque en la altura Ecuador aprovecha las ventajas de que la pelota va más rápido y el ahogo de los rivales. Por eso, el DT advirtió que Uruguay tiene que cuidar los remates desde fuera del área y los impulsos que toma Ecuador en los últimos minutos de cada tiempo, en los que generalmente consigue hacer la diferencia en el marcador.

El resto de la propuesta es la de siempre: aplicación táctica, concentración defensiva, mucho orden, presión sobre el balón en mitad de cancha y velocidad y sorpresa en los últimos metros, además del valor agregado que le dan las figuras de Uruguay al funcionamiento del equipo.


Fuente: Luis Eduardo Inzaurralde, enviado a Quito

Populares de la sección

Comentarios