Así llegan todos los equipos para el arranque

Todos se reforzaron con diferentes objetivos y una misma misión: pelear el torneo contra los grandes que parecen despegados del resto

Unos llegan ilusionados con pelear el campeonato, otros con ingresar en las copas internacionales y un grupo reducido con la mente puesta en salvarse del descenso. La carrera del campeonato uruguayo está a punto de largarse con todos los clubes con objetivos claros: pelear el título a los grandes que parecen despegados del resto.

Defensor Sporting, que en la pasada temporada le peleó el campeonato a Peñarol, va por la revancha con una apuesta bien clara y que identifica al club. El elenco del Parque Rodó tiene una línea bien definida: la de tomar el riesgo jugando con gente de la cantera. Este año no será la excepción al margen de que reincorporó al goleador Federico Puppo.

Danubio, acostumbrado a estar arriba, quiere terminar con los años de magros resultados para volver a meterse en la pelea. Incorporó al goleador Líber Quiñones que, en los juegos de pretemporada, brindó resultados. En el medio contrató a Gonzalo Porras.

River Plate es otro de los aspirantes. Sus antecedentes dicen que hasta la última fecha del Clausura contó con la chance de ser campeón. Peleará disminuido por la cantidad de jugadores de importancia que perdió, pero en sus primeras presentaciones en la Copa Sudamericana dejó en claro que futbolísticamente es un equipo de respetar.

Liverpool fue el equipo que más se reforzó. El elenco negriazul está en una incómoda posición y tendrá primero la misión de sumar puntos para evitar el descenso. Contrató jugadores importantes para el medio como Miguel Puglia, Andrés Lamas y Raúl Ferro entre otros.

Wanderers mantiene la base del pasado torneo pero perdió jugadores importantes como Maxi Rodríguez.

Cerro está en proceso de recambio, similar situación a la de Fénix.

El resto de los equipos parece destinado a pelear por conservar la categoría pero cuidado porque siempre aparece uno que no está en los planes de nadie.

Un tema a tener en cuenta es el escaso tiempo de preparación que tuvieron los equipos que lograron el ascenso. Es que el campeonato de Segunda terminó demasiado tarde. A modo de ejemplo, mientras la mayoría estaba de pretemporada, Miramar Misiones estaba peleando por el último ascenso contra Torque. l


Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios